Reservas y cancelaciones turísticas en el mundo

Los españoles son los que más tarde reservan y están entre los que más cancelan

 

Las cancelaciones de reservas son un tema muy importante para los profesionales del sector turístico y a menudo complejo de analizar si no se examinan cuidadosamente los datos.

 

CV / Para arrojar luz sobre este asunto, Holidu, buscador de alquileres vacacionales y
apartamentos, ha llevado a cabo un estudio sobre las nacionalidades que más cancelan sus reservas así como las que las reservan con mayor antelación.

las nacionalidades que reservan antes son Holanda, Suiza y Alemania

Los datos han puesto de manifiesto diferencias significativas; En Alemania se reservan las vacaciones más de un mes antes que en España. Brasil cancela nada menos que el 70% de sus reservas, mientras que los Países Bajos sólo el 23%.

 

Previsores natos vs. maestros de la improvisación (los españoles)

Según Holidu, las nacionalidades que reservan antes son Holanda, Suiza y Alemania con
77 días de anticipación, de media, con respecto a la fecha de llegada. Le siguen Austria con
75 días de antelación y Estados Unidos con 68 días. Para los países de habla alemana,
mundialmente conocidos por su gran organización, los datos muestran que no se trata de
un mero estereotipo. Efectivamente, a los alemanes, austriacos y suizos les gusta reservar
con tiempo.

Los países anglosajones, como Reino Unido e Irlanda, siguen en previsión a los germanos,
reservando de media con 67 días de anticipo. A continuación figuran los francófonos, con
Bélgica a la cabeza, dónde se reserva con 65 días de antelación. En Francia la media es de
60 días. Los países nórdicos, en cambio, se encuentran más abajo: Suecia reserva con una
media de 62 días de antelación, mientras que Noruega reserva 57 días.

A la luz de los datos, ¡no hay mejor improvisador que un español de pura cepa!

En el extremo menos previsor, también confirmando los estereotipos, llegan los países más calurosos, que son aquellos que reservan más tarde: en Italia, la reserva se realiza con 52 días de antelación, mientras que Portugal reserva 44 días antes, Brasil 42 días y España se corona como el país menos previsor con sólo 40 días. A la luz de los datos, ¡no hay mejor improvisador que un español de pura cepa!

 

Nacionalidades indecisas

A diferencia de lo que a priori cabría pensar, según los resultados del estudio, resulta que
las nacionalidades que reservan con más antelación suelen llevar a cabo el viaje finalmente
y cancelan menos.

De hecho, en el palmarés de las nacionalidades que más cancelan tenemos a las que casi
siempre reservan “last minute”: En Brasil, la nación más indecisa, se cancela nada menos
que el 70% de las reservas, le siguen Italia, lejos del porcentaje brasileño, con un 46% de
cancelaciones sobre el total de reservas, Portugal con un 45% y Estados Unidos con un
44%.

Los países del sur de Europa y América del Sur reservan más tarde y cancelan con más frecuencia

Algo por detrás van Polonia, con un 41% de cancelaciones y España con un 39%. En
Suecia son un 31%, en el Reino Unido el 30% y en Bélgica un 29%. Por lo tanto, los países
del sur de Europa y América del Sur no sólo parecen reservar menos de dos meses antes de sus vacaciones, sino que también cancelan con más frecuencia.

Los que cancelan menos son las nacionalidades que reservan antes, Austria y Noruega

Los que cancelan menos, sin embargo, son en general las nacionalidades que reservan
antes, Austria y Noruega con un 27% de cancelaciones, Francia con un 26%, Dinamarca
con un 24%, y Suiza y Holanda con un 23%. Alemania se lleva el premio a la nación más
consistente, con el porcentaje más bajo de cancelaciones, sólo el 21% del total de reservas, aunque algunas se hacen con mucha antelación.

Reservar por adelantado permite tener más opciones, ahorrar más y ayuda a evitar
sorpresas de última hora

Reservar por adelantado permite tener más opciones, ahorrar más y ayuda a evitar
sorpresas de última hora que obliguen a cancelar la reserva. Por otro lado, con un poco de
suerte, puedes encontrar ofertas inesperadas de último minuto en los destinos más populares, cada país hace las cosas a su manera y España pertenece al grupo de países
que no planean con demasiada antelación ni se sienten atados por una reserva.

 

Móviles vs. PCs

Quienes organizan un viaje prefieren cada vez más tener la oportunidad de ver las ofertas
desde su smartphone, aunque no faltan los viajeros más “tradicionales”, que siguen
reservando sus vacaciones desde el ordenador de su casa. En lo que respecta a las
cancelaciones, la variedad de dispositivos se mantiene.

En general, se puede decir que las reservas hechas en el teléfono móvil tienen mayor
probabilidad de cancelación, de media un 13% más, quizás por resultar más sencilla y
espontánea, ya que se puede hacer en cualquier momento, sin tener que esperar a llegar a
casa.

En general, se puede decir que las reservas hechas en el teléfono móvil tienen mayor
probabilidad de cancelación

Las nacionalidades que prefieren cancelar más sus reservas hechas por el smartphone, son  también las que cancelan más en general: Brasil, con el 73% de las cancelaciones desde teléfonos móviles, así como Italia y Portugal, con más del 51%. Sin embargo, en los países nórdicos, entre los que se incluyen Noruega, Suecia y Alemania, no suelen observarse grandes diferencias en las cancelaciones por dispositivos y, en general, ya sea con el PC o desde el móvil la media de reservas canceladas ronda el 30%. En España se cancela un 8.1% más con el móvil que con el PC.

Las nacionalidades que prefieren cancelar más sus reservas hechas por el smartphone, son  también las que cancelan más / Holidu

La mayor diferencia entre dispositivos se observa en Bélgica, con casi un 16% de variación
entre móviles y ordenadores de sobremesa. Los belgas definitivamente prefieren cancelar
sus reservas desde la palma de su mano. El viajero inglés, portugués y francés también
cancela de media un 10% más con el smartphone.

 

Disparidad entre las políticas de cancelación

Se puede afirmar sin miedo a equivocarse que las políticas de cancelación están muy lejos
de la estandarización. Las condiciones varían mucho, tanto de un sitio web a otro, como
también según las necesidades de los propietarios del alojamiento. Holidu, al ser un
comparador de precios, no toma decisiones sobre las políticas de cancelación de cada
proveedor, simplemente las muestra de la forma más transparente posible a aquellos que
reservan sus vacaciones.

Las condiciones de cancelación varían mucho de un sitio a otro

Las políticas pueden variar en gran medida, desde proveedores que exigen el pago de la
cantidad total de la reserva si se cancela en los dos meses antes de entrar en el
apartamento, hasta otros que ofrecen la posibilidad de cancelar de forma gratuita hasta tres días antes del viaje. En algunos casos puedes reservar inmediatamente, en otros sitios, tendrás que esperar a que el propietario confirme para estar seguro de que la reserva se ha efectuado.

“Las políticas de cancelación en el mercado de alquileres vacacionales se gestionan de
maneras muy diversas”, afirma Johannes Siebers, CEO y co-fundador, junto con su
hermano, de Holidu, un motor de búsqueda que compara millones de apartamentos de
infinidad de proveedores, y por lo tanto refleja la oferta del mercado.

Johannes Siebers CEO Holidu

Las condiciones en caso de cancelación son muy diferentes. “La falta de uniformidad
confunde a los viajeros. No sólo varían los costes de cancelación, sino también la claridad
con la que se comunican en cada sitio web”, dice Siebers. “En casos específicos, como una
enfermedad grave o un fallecimiento, los clientes no suelen tener problemas para recuperar
el dinero. En otros casos, sin embargo, es habitual tener que pagar al menos una parte de
la cantidad total, llegando a veces incluso a tener que pagar la totalidad. Por línea general,
cuanto más tarde se cancela la reserva, más cara suele salir la cancelación.

Los propietarios también cancelan

No son poco frecuentes los casos en los que son los propietarios de viviendas o sitios web
quienes rechazan las reservas

No son poco frecuentes los casos en los que son los propietarios de viviendas o sitios web
quienes rechazan las reservas. La razón es la descoordinación en las informaciones sobre
la disponibilidad de muchas casas de vacaciones, que obligan a que el cliente tenga que
hacer una solicitud y esperar una confirmación para que la reserva sea efectiva.

“La proporción de reservas rechazadas por los proveedores sigue siendo desafortunadamente muy alta en el mercado de alquileres vacacionales. Esto se debe a que el mercado aún no está completamente informatizado”, afirma Siebers.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí