Miguel Manteiga, jefe de la División para la Evolución y Estrategia del Programa GNSS/Galileo en la Agencia Espacial Europea (ESA)

Manteiga en la UPV: “El 7% del PIB europeo depende de la navegación por satélite. Un fallo en los sistemas sería brutal”

.

Los satélites están más presentes de lo que la gente imagina. Transportes, sector energético, recursos naturales, seguridad se nutren de señales de geolocalización. Miguel Manteiga, jefe de la División para la Evolución y Estrategia del Programa GNSS/Galileo en la Agencia Espacial Europea (ESA), ha desvelado en la Jornada anual de la cátedra Telefónica de la Universitat Politècnica de València que un fallo en los sistemas tendría un efecto “brutal”.

.

UPV / “Hoy en día se estima que el 7% del PIB europeo depende de que los sistemas de posicionamiento den correctamente sus señales. También es cierto que cada vez hay más satélites, lo que supone más masa crítica, y que los sistemas son más redundantes, con lo que ya no influye tanto un problema concreto en un equipo.”

Con todo, Manteiga ha recordado el problema que soportó la BBC digital a principios de año. “El sistema GPS sufrió un fallo no muy grande a nivel de software, pero que generó errores de 4 kilómetros. Una de las consecuencias de esa desviación fue que la parte digital de la cadena británica cayó durante un tiempo porque estaba sincronizada solo con GPS.”

Galileo: la independencia a nivel comercial y político para Europa
En caso de interrupción repentina del sistema, muchos aparatos no estarían preparados para volver usar las técnicas tradicionales de navegación

La navegación por satélite se ha hecho tan estándar y los transportes son tan dependientes que, en caso de interrupción repentina del sistema, muchos aparatos no estarían preparados para volver usar las técnicas tradicionales de navegación. De ahí que Europa, con el objeto de preservar su independencia a nivel comercial y político, se ha afanado en crear un sistema propio de navegación por satélite.

Eso es Galileo, una constelación de 30 satélites diseñada en conjunto por la UE y la ESA, más precisa que el GPS estadounidense, el GLONASS ruso y el BeiDou chino, capaz de seguir operando sin alteraciones, en caso de que alguno de estos gobiernos desactive su servicio para su uso militar exclusivo.

¿El futuro? Una infraestructura robusta y flexible que permita todo

“Predecir lo que sucederá dentro de 40 años es extremadamente difícil. Pero es necesario”, ha explicado Manteiga. “No se trata de pronosticar cómo serán los satélites, sino de saber cómo seremos nosotros como usuarios, qué necesidades tendremos, qué aplicaciones usaremos. En nuestro caso, el reto es diseñar un sistema, una infraestructura de base, a la vez robusta y flexible, capaz de transportar todo lo que se le ocurra a la gente de aquí a 20 años, que es lo que tarda en implementarse industrialmente.” Y ha recordado que eso ya sucede con otras tecnologías. “Las líneas telefónicas se construyeron hace 100 o 150 años y ahora sirven para llevar servicios de valor añadido que entonces ni se imaginaban.”

El responsable de I+D de la ESA ha comentado que “paradójicamente, la nuestra es un área tecnológica muy conservadora. Los satélites, como producto, tienen un problema muy grande y es que no se pueden arreglar. En cualquier entorno, se tarda 6 u 8 semanas en diseñar un proyecto y otros 2 meses en implementarlo. En la Agencia Espacial Europea, bajar de 5 o 10 años es imposible, porque hay que asegurar que nada fallará. De otra manera, lo pierdes. No se puede enviar al operador de mantenimiento allí arriba a arreglar las cosas. Hay que estar 100% seguros de que va a funcionar. Si no, no se lanza.”

Modernizando la Agencia

Finalmente, Manteiga ha hablado de compromisos. “Nuestro reto es adaptar a la Agencia a una nueva era, para que sea capaz de desarrollar sistemas más flexibles y de bajo coste y dar cabida a esas nuevas aplicaciones que surgen cada 4 o 6 meses. Estamos trabajando en transformar nuestro modelo operativo actual, que es un desarrollo más tradicional (de la época de los alunizajes) a un sistema de comunicaciones por satélite globales para cualquier persona que tiene un móvil o un coche”.

La jornada, que se ha desarrollado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación

La jornada se ha desarrollado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación / UPV

.

La jornada, que se ha desarrollado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación, ha contado también con la presencia de Diego Galdámez, director territorial de Grandes Empresas y Administraciones Públicas y Fabián García Pastor, gerente de Relaciones Institucionales, ambos de Telefónica.

Galdámez, ha destacado que “las inquietudes de Telefónica y la UPV en docencia, tecnología e innovación nos incentivan a seguir creciendo y ser ambiciosos con esta cátedra para continuar avanzando y apostando por el talento emprendedor de los estudiantes e investigadores”. Además, ha asegurado que “Telefónica tiene la responsabilidad de apostar por la innovación y el emprendimiento como agentes esenciales para apoyar la actividad de nuestros jóvenes y facilitarles la inserción en el mundo laboral con proyectos nuevos y novedosos en áreas tecnológicas”.