Hubo ríos en Marte hace 3.500 millones de años

Imagen tomada con la cámara HRSC a bordo de la Mars Express en la que pueden verse afloramientos de filosilicatos en Mawrth Vallis, en el ecuador marciano, donde se aprecia cómo los valles fluviales cortan las secuencias sedimentarias arcillosas / Imagen:  ESA/DLR

El agua formó ríos y lagos en Marte durante cortos periodos cálidos

.

Un nuevo estudio con participación del Centro de Astrobiología, publicado en la revista Nature Astronomy, ha analizado las arcillas marcianas y concluye que períodos cálidos de corta duración (25-40 °C), ocurridos esporádicamente en un Marte primigenio generalmente frío, permitieron la formación de las arcillas (esmectitas) de la superficie de Marte. Estos nuevos datos ayudan a entender mejor cómo pudo ser el clima de Marte durante sus primeros miles de millones de años, durante las Eras Noéica y Hespérica.

.

CSIC / UCC-CAB. Un equipo internacional, coliderado por el investigador del CAB Alberto G. Fairén, ha presentado un nuevo estudio en el que se señalan las claves para la formación de arcillas en Marte, lo que arroja nuevas pistas para conocer el clima marciano hace unos 3.500 millones de años.

El estudio revela que la formación de arcillas en la superficie del Marte primitivo se debió a condiciones relativamente breves de calor y humedad durante una época en la que Marte era mayoritariamente frío. Los investigadores analizaron la estratigrafía y la naturaleza de las arcillas observadas en varias regiones de Marte, como el cráter Gale o Mawrth Vallis, basándose en cómo se forman en la Tierra, y también en simulaciones de laboratorio y experimentos geoquímicos.

La temperatura actual de Marte está por debajo de la congelación, pero en el pasado pudo ser menos fría, lo que habría permitido que el agua líquida cavara ríos, valles y lagos

El clima primigenio de Marte presenta un enigma para los científicos. Por un lado, las características de la superficie, con redes de valles fluviales, deltas y cuencas de antiguos lagos, indican que hubo abundante agua líquida. Además, las arcillas y sulfatos encontrados en muchas rocas de la superficie necesitaron agua para formarse. Y la presencia de agua líquida habría implicado temperaturas cálidas. Por otra parte, los modelos climáticos no apoyan la existencia de un clima lo suficientemente cálido para mantener agua líquida en la superficie.

“Esto podría significar cortos periodos, desde decenas de miles hasta unos pocos millones de años, a una temperatura global media de 10 °C en Marte, separados por intervalos más fríos de más de cientos de millones de años. Estas elevadas temperaturas transitorias podrían haber sido causadas por vulcanismo, cambios de oblicuidad o grandes impactos”, señala el co-autor el estudio Alberto Fairén, investigador del CSIC en el Centro de Astrobiología.

Parte de este enigma sobre el clima de Marte radica en la definición de “cálido”. Actualmente la temperatura de Marte está por debajo de la congelación, así que en el pasado pudo ser menos fría, lo que podría haber permitido que el agua líquida cavara morfologías (ríos, valles, lagos) en la superficie. Sin embargo, si el agua líquida estaba muy fría, no habría sido capaz de formar las arcillas de la superficie. “Nos dimos cuenta de que para acotar el clima marciano, necesitábamos entender las condiciones de formación de las arcillas marcianas”, indica Janice Bishop, del SETI Institute y NASA Ames, y primera firmante del paper.

.

Análisis de tres tipos de arcillas

Este nuevo estudio ha evaluado los tipos de arcillas presentes en las rocas antiguas de Marte y las ha separado en tres categorías: 1) arcillas ricas en magnesio formadas a altas temperaturas (100-400°C) bajo la superficie (por ejemplo, mezclas de saponitas, serpentina, clorita, talco y carbonato): 2) arcillas esmectitas formadas a temperaturas calientes (20-50 °C) en lagos, ríos o en ambientes lluviosos; y 3) aluminosilicatos cristalinos formados a temperaturas frías (-20 °C). Los autores han combinado resultados de estudios de erosión sobre el terreno, experimentos de síntesis de arcillas en laboratorio y modelado geoquímico de formación de arcillas.

Temperaturas globales más frías habrían requerido largos períodos con presencia de agua líquida sobre las rocas en Marte para producir los afloramientos de arcillas esmectitas observados. Esto implicaría cientos de millones de años a una temperatura global de 5 °C en Marte, lo que es improbable dados los modelos atmosféricos actuales. “Sin embargo, esta es una situación interesante que hemos estado explorando durante algún tiempo para intentar comprender la formación de arcillas a temperaturas frías globales, y todavía estamos trabajando para definir mejor esta posibilidad”, señala Fairén.

 

 

Referencia bibliográfica:
Janice L. Bishop, Alberto G. Fairén, Joseph R. Michalski, Luis Gago-Duport, Leslie L. Baker, Michael A. Velbel, Christoph Gross and Elizabeth B. Rampe. Surface clay formation during short-term warmer and wetter conditions on a largely cold ancient Mars. Nature Astronomy. DOI:/10.1038/s41550-017-0377-9 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí