La asociación FuVe-E intervendrá con su prototipo, premiado ya por la revista ‘Muy Interesante’, en la competición universitaria RoboSub, que se celebrará próximamente en San Diego (EE UU).

Estudiantes de la UPM participan en la creación de un robot submarino

.

Crear  un robot submarino completamente autónomo que supere la misión encomendada. Ese es el reto que persigue la asociación de estudiantes españoles Future Vehicles and Entrepreneurs (FuVe-E), promovida desde la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en la competición internacional RoboSub.

Imagen: UPM

La cita es en San Diego (California, EE UU), entre los días 16 y 22 de julio. El ingenio robótico, bautizado Isaac Peral y Caballero en honor al inventor español del sumergible, ha merecido ya el premio Innovación en la categoría de proyectos universitarios que otorga la revista Muy Interesante.

El  submarino se caracteriza por ser un vehículo autónomo no tripulado y de misión programable. Cuenta con dos brazos mecánicos capaces de sujetar un objeto, además de dos lanzaderas de torpedos inteligentes. Dos cámaras de visión estereoscópica, una frontal y otra ventral, permiten el control de la misión, junto a otros sensores. Utiliza un sistema de propulsión a chorro, con dos bombas que toman agua de la parte inferior y son redirigidas a una caja de válvulas que redistribuye los chorros de agua propulsando el submarino.

La competición RoboSub, que reúne a universitarios de todo el mundo, está organizada por la Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos no Tripulados (AUVSI , en sus siglas en inglés), en colaboración con la Oficina de Investigación Naval (ONR) de EE UU. Su objetivo es buscar nuevas ideas entre los futuros ingenieros para impulsar el desarrollo de vehículos submarinos autónomos.

El reto que plantea a los estudiantes consiste en crear un robot capaz de realizar con autonomía una misión de reconocimiento, localización, ataque y salvamento en las instalaciones de la Marina estadounidense en San Diego.

.

Participación española en RoboSub

FuVe-E es el primer equipo español que participa en RoboSub. Aunque se creó en la UPM, sus integrantes pertenecen a diversas universidades: Complutense, Rey Juan Carlos y UNED.

Los estudiantes han conjugado distintas ramas de la ingeniería con el proceso mismo de desarrollo del robot tal como lo haría la industria, esto es, desde el cálculo y el diseño a la fabricación, incluidos los tests de los sistemas informáticos y las pruebas de campo. Actividades más propiamente empresariales, como la búsqueda de financiación y el marketing, también han formado parte de su labor.

Imagen: UPM

Los creadores del submarino aprecian su futura utilidad en diversas actividades, como la localización y reparación de daños en estructuras submarinas o cascos de grandes barcos. También para la búsqueda de pecios. Asimismo, la recogida de muestras del suelo marino y el cartografiado de este o el seguimiento a animales en sus migraciones, pueden aportar descubrimientos a los oceanógrafos.

El ordenador de a bordo puede configurarse también como una suerte de centinela que ayude al servicio de guardacostas en sus tareas de vigilancia. Además, los torpedos con que cuenta, guiados con la misma tecnología que el robot, pueden utilizarse para interceptar otros o servir de escudo a los buques.

Share