Roma: El año de los cuatro emperadores

Nerón / Wikimedia / Autor: De User:Bibi Saint-Pol, own work,

El 8 de junio del año 68 se considera la probable fecha de la muerte del emperador Nerón, uno de los más denostados de la historia.

 

CV / Se cuenta de él que organizó el incendio de Roma para que la visión del fuego le inspirara para un poema que quería componer, y que luego culpó a los cristianos de haber provocado el incendio, iniciando la primera persecución contra ellos. Según la tradición, una de las víctimas de la tradición fue San Pedro, a la sazón, primer obispo de Roma.

Tampoco parece que tuviera demasiadas delicadezas hacia sus allegados. Ordenó asesinar a su madre, Agripina la menor, quien, a su vez, había envenenado al emperador Claudio para que Nerón accediera al trono del Imperio. También, entre otros, hizo asesinar –lo obligó a suicidarse- a su antiguo preceptor y ministro, el filósofo estoico Séneca, y al escritor Petronio.

Según la tradición, una de las víctimas de la tradición fue San Pedro, a la sazón, primer obispo de Roma

Con Nerón se extinguió la dinastía Julia-Claudia, que había gobernado Roma desde la instauración del Imperio por César Augusto en el 27 a.C., que había dado cinco emperadores, el propio Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y, finalmente, Nerón.

La cada vez más evidentes pruebas de la progresiva locura y megalomanía de Nerón, y las continuas crisis que empezaban a sucederse en el Imperio, provocaron al final la revuelta iniciada por el Senado, secundada por el pueblo de Roma y por varios gobernadores de provincias. Uno de ellos, Galba, un anciano general gobernador de la Tarraconense, fue inmediatamente proclamado emperador por el Senado y se dirigió a Roma. Se inició con ello una truculenta etapa durante la cual, en el periodo de un año, Roma tuvo cuatro emperadores.

Galba gobernó Roma durante siete meses, hasta enero del 69. Roma estaba en estado de bancarrota, y el nuevo emperador inició una política de austeridad que sembró el descontento entre la plebe, acostumbrada los espectáculos con que Nerón había trabajado la política del panem et circenses. Uno de los colaboradores de Galba, el general Otón, descontento porque Galba no le había nombrado sucesor, organizó su asesinato y se convirtió en nuevo emperador.

El Imperio había entrado en barrena, y las legiones de Germania, las más preparadas del ejército, se sublevaron al mando de otro general, Vitelio

Otón apenas duró tres meses en el cargo. Tiempo antes, había sido un protegido de Nerón, hasta que, descontento por no haber obtenido los favores que esperaba, y viendo que a su mandato ya no le quedaba recorrido, se pasó al bando de Galba. Tras acceder al trono, nombrado por la Guardia Pretoriana, intentó contentar al Senado y al pueblo, pero ordenó también el restablecimiento de las estatuas de Nerón. El Imperio había entrado en barrena, y las legiones de Germania, las más preparadas del ejército, se sublevaron al mando de otro general, Vitelio, que marchó sobre la Galia en dirección a Italia. Otón fue derrotado y se suicidó.

Vitelio había sido aclamado emperador por las legiones de Germania, que, según la tradición, le hicieron entrega de la espada de Julio César. Tras su victoria sobre Otón, su primera medida fue ordenar el asesinato de 120 implicados en el asesinato de Galba. Su tendencia al lujo y a la ostentación, que se encargó de publicitar el mismo durante su marcha sobre Roma, crearon la animadversión del pueblo de Roma. Igualmente, se dice que ante la tumba de Otón afirmó: “El cadáver de un enemigo siempre huele bien, y mejor aún si es un conciudadano”.

Inexperto en los temas de gobierno, cayó en manos de la urdimbre de cortesanos y libertos de los que se rodeó, causando una pésima imagen. Suetonio afirma que ordenó el asesinato de su madre y de sus dos hijos. Ha pasado a la historia como un ejemplo de corrupción y crueldad. Ordenó asesinatos indiscriminados, a los que asistía personalmente. Mientras tanto, el Imperio se estaba descomponiendo y el hambre y las epidemias se extendían hasta la propia ciudad de Roma.

Ante la situación de colapso que se estaba viviendo, los ejércitos de Oriente nombraron emperador a su comandante, Vespasiano, un austero general, con fama de honrado de gran estratega

Ante la situación de colapso que se estaba viviendo, los ejércitos de Oriente nombraron emperador a su comandante, Vespasiano, un austero general, con fama de honrado de gran estratega. Tras la entrada en Roma de las tropas de Vespasiano, Vitelio fue asesinado en el Foro. Llegaba el cuarto emperador después de Nerón…

Con Vespasiano el imperio se rehízo y recobró impulso. Gobernó durante diez años e inauguró un nuevo periodo de esplendor que duró algo más de un siglo, bajo el gobierno la dinastía Flavia, que él fundó, y con sus sucesores, los Antoninos. El año de los cuatro emperadores quedó en el recuerdo como el tiempo en que Roma estuvo a punto de perecer, víctima de sí misma.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 8 de junio de 1949:

Se publicaba la novela de George Orwell ‘1984’, una ficción literaria sobre los estados autoritarios y sobre el control del poder sobre la población.

Martes, 9 de junio de 68:

El emperador Nerón se suicida tras ser depuesto por el Senado romano, que nombra emperador a Galba, hasta entonces gobernador de la provincia Tarraconense. Con su muerte, quedaba extinguida la dinastía Julia-Claudia, que había gobernado Roma desde César Augusto. Se entraba en el conocido como el año de los cuatro emperadores.

Miércoles, 10 de junio de 323 a.C.:

En Babilona, fallecía Alejandro Magno, a la edad de 33 años, como consecuencia de unas fiebres. Tras su muerte, el inmenso imperio que había conquistado se repartió entre sus generales. Este hecho se considera el paso de la época de la Grecia clásica a Helenismo.

Jueves, 11 de junio de 2002:

El Congreso de los Estados Unidos, tras más de medio siglo de polémica, reconocía al  ingeniero italiano Antonio Meucci (1808-1889) como inventor del teléfono. Hasta entonces se había considerado que era Graham Bell.

Viernes, 12 de junio de 1900:

España firmaba el Tratado de adhesión a la Comunidad Económica Europea –actual Unión Europea-. El ingreso oficial se produjo el 1 de enero de 1986.

Sábado, 13 de junio de 1888:

Nacía en Lisboa Fernando Pessoa (f. 1935), uno de los escritores portugueses más destacado del siglo XX.

Domingo, 14 de junio:

Los Estados Unidos se anexaban el territorio de las islas Hawai. Posteriormente (1959), se convertirán en el estado número 50 de la Unión.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí