Cuenta con casi cien obras maestras, entre ellas de Velázquez, Claudio de Lorena o Poussin.

Exposición sobre el paisaje romano del XVII este verano en El Prado

En Madrid podrá verse del 5 de julio al 25 de septiembre.

.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el presidente del Real Patronato del Museo del Prado, Plácido Arango, el director del Museo, Miguel Zugaza, firmaron hoy un convenio de colaboración para la organización de uno de los proyectos expositivos más ambiciosos de la pinacoteca, la muestra ROMA: Naturaleza e Ideal. Paisajes. 1600-1650, que abrirá el próximo día 5 de julio y será uno de los principales atractivos turísticos del verano madrileño.

Paisaje con Eneas en Delos, Claude Lorrain.

Esta gran exposición, que está organizada por el museo del Prado junto al Louvre, llegará a Madrid tras su paso por el Grand Palais de París. En Madrid podrá verse del 5 de julio al 25 de septiembre. Abarcará obras del nacimiento de este género hasta su pleno desarrollo, a través de figuras de capital importancia como Velázquez, Claudio de Lorena o Poussin.

“La exposición –según explicó Aguirre- cuenta con casi cien obras maestras, y entre ellas no podían faltar dos de las joyas del Museo del Prado, que son los maravillosos paisajes que pintó Velázquez en la Villa Médicis de Roma, en su primer viaje a Italia”.

También destacó que la muestra incluirá “una sección con los paisajes destinados a la decoración del Palacio del Buen Retiro que el Rey Felipe IV encargó a algunos de los artistas, que entonces estaban afincados entonces en Roma”.

.

Esplendor de la pintura europea

Durante su intervención, Aguirre avanzó que todo el verano –del 5 de julio al 25 de septiembre– los madrileños y los millones de visitantes “podrán conocer y apreciar con esta exposición uno de los momentos de mayor esplendor de la pintura europea de la mitad del siglo XVII, que tuvo como motivos de inspiración la Ciudad Eterna, el gusto por el clasicismo y el culto a la Antigüedad.

Asimismo, explicó que fue en Roma donde surgió el paisajismo como género mayor en la pintura europea, gracias al trabajo de artistas allí establecidos, como los italianos Annibale Carraci y Domenichino, los franceses Claudio de Lorena y Nicolás Poussin, el flamenco Jan Brueghel el Viejo o el alemán Adam Elsheimer, entre otros.

.

La exposición

Especial importancia tienen las dos secciones dedicadas respectivamente a Claudio de Lorena y a Nicolas Poussin, los dos máximos representantes del Género, cuyas obras respectivas permiten el paso definitivo de género menor, a una pintura de prestigio reconocido, dotada de características específicas que señalan su singularidad como género.

Paisaje con tres hombres, Nicolas Poussin.

Junto a ellos se expondrán piezas de otros pintores franceses como Jean Lemaire, quien rápidamente fue valorado en el mercado del arte por sus perspectivas arqueologizantes, o Gaspard Dughet, cuyas ensoñaciones románticas causaron un fuerte impacto en futuros paisajistas, como Courbet.

Las dos sedes de la exposición (Galeries nationales du Grand Palais y Museo del Prado) presentan conjuntos prácticamente idénticos, a excepción de los dibujos que por, cuestiones de conservación, varían sustancialmente de una sede a otra.

La principal diferencia es la inclusión en Madrid de una sección inexistente en París, en la que se describe el encargo realizado por Felipe IV de una numerosa serie de paisajes destinados a la decoración de su nuevo Palacio del Buen Retiro. En ella participaron los más relevantes artistas residentes en Roma entre 1635 y 1640, cuya influencia fue trascendental en el devenir del género.