Ropa infantil online: acertar con la talla

Basta con sacar un par de fotos al niño y la «app» facilita una treintena de medidas con un margen de error de tan solo 0,5 a 1 cm

Un «app» para acertar con la talla de la ropa infantil e impulsar la competitividad de la UE

.

Gracias a fondos europeos, unos investigadores han creado una innovadora aplicación para dispositivos móviles que orienta de forma precisa acerca de las tallas de la ropa para niños, ofreciendo así ventajas tanto para los consumidores como para las empresas del sector con sede en la Unión Europea.

.

© Shutterstock
© Shutterstock

Cordis / Comprar ropa para niños puede suponer todo un quebradero de cabeza. Es frecuente que las tallas sean inexactas, sobre todo porque éstas suelen distinguirse por edades, y es sabido que los niños de la misma edad no tienen por qué tener la misma estatura. Este es un inconveniente especialmente grave para las ventas por Internet de ropa infantil, pero también para cualquiera que desee regalar ropa de la talla adecuada para el hijo de un familiar o amigo. Ahora ha venido al rescate un proyecto financiado con fondos europeos.

Se llama KIDSIZE y sus artífices han creado una aplicación para smartphones y tabletas que es capaz de tomar medidas de un niño muy precisas en 3D. Basta con sacar un par de fotos al niño y la «app» facilita una treintena de medidas con un margen de error de tan solo 0,5 a 1 cm (cuando se usa una cinta métrica común, el margen de error es de entre 2 y 5 cm).

«Gracias a KIDSIZE, las empresas de ropa infantil podrán vender más, al despejar la incógnita de las tallas tanto en las tiendas online como en las tiendas físicas, y eso conviene tanto al consumidor como a las propias empresas —aseguró Alfredo Ballester, director técnico del proyecto KIDSIZE—. Es más, esto va a contribuir a reducir los costes que acarrean para las empresas las devoluciones de productos y las consiguientes molestias para compradores y niños».

.

Un impulso a la competitividad

KIDSIZE tiene muchas probabilidades de impulsar la competitividad del sector de la confección de ropa infantil de la UE. Desde el proyecto calculan que la implantación de esta tecnología podría ahorrar a las empresas del sector europeo en torno a 130,5 millones de euros en cinco años.

Sus artífices han creado una aplicación para smartphones y tabletas que es capaz de tomar medidas de un niño muy precisas en 3D

«KIDSIZE colabora con empresas que elaboran ropa infantil de gran calidad, las cuales son, en Europa, pequeñas y medianas empresas primordialmente. Asociaciones europeas de gran alcance como Children’s Fashion Europe, Nova CHILD y ASEPRI contribuirán a popularizar la aplicación. Prevemos que el uso, por parte de las marcas europeas, de una herramienta que determina las tallas con precisión no hará sino dotar al sector de una notable ventaja competitiva», añadió Ballester.

La app de KIDSIZE va asociada a otro recurso facilitado por el proyecto, el Size Allocation Engine (o «asignador de tallas»). Partiendo de las dimensiones calculadas por la app, este «asignador» recomienda al usuario dos tallas: la adecuada para vestir la prenda en ese instante y la mejor para dejar cierto margen de crecimiento al niño.

Esta app está pensada para niños de tres a doce años, pero también facilita mediciones especiales de niños menores de tres años.

«Según los resultados del proyecto, nuestra aplicación recomienda la talla correcta entre el 80 y el 90 % de las veces, resultado superior a las recomendaciones basadas en la edad o la altura, que solo aciertan un 45 o 55 % de las ocasiones», señaló Ballester.

.

Los pasos siguientes

El proyecto concluyó en marzo de 2016 y, durante su periplo, completó las fases de desarrollo, pruebas y demostración de la tecnología empleada. Los trabajos incluyeron la creación de una tienda prototipo en la que participaron las populares marcas Bóboli y Sucre d’Orge. La app ya está disponible en versión en pruebas a través de Google Play en Europa.

«Lo siguiente es compatibilizar la app con otros sistemas operativos como iOS y Windows, perfeccionarla para eliminar el margen de error y, por último, promocionarla para que la pongan en uso un gran número de fabricantes y marcas», concluyó Ballester.

.

Fuente:

Basado en una entrevista al director técnico del proyecto

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí