Rusia abandona el calendario juliano

La revolución de octubre tuvo lugar en noviembre según el calendario gregoriano, pero en la Rusia de los zares todavía regía por entonces el juliano

Tal día como hoy… 24 de enero de 1918, la Unión Soviética adoptaba el calendario gregoriano

.

La mayoría de países del orbe cristiano –Europa y América- seguían ya por entonces el calendario gregoriano; no así Rusia, que se regía por el juliano. Este último debía su nombre a Julio César, que lo había instaurado oficialmente en Roma el año 46 a.C., aunque en realidad lo había formulado Erastóstenes doscientos años antes en la Alejandría helenística del siglo III a.C.

.

CV / Siendo el período de un año el que la Tierra invierte en recorrer una órbita completa alrededor del Sol, los cálculos de Erastóstenes determinaron su duración en 365,25 días. Con ello, se establecía la duración de un año en 365 días, compensando la diferencia al añadir un día más cada cuatro años –los años bisiestos-, de modo que aquéllos cuya numeración fuera múltiplo de cuatro tendrían 366 días. Este fue el modelo de calendario que rigió durante más de quince siglos.

Con los avances de la astronomía en los siglos XV y XVI, nuevas mediciones más precisas demostraron que el período orbital de la Tierra era algo menor, exactamente 365,242189 –, o lo que es lo mismo, 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos. Es decir, se había estado entrando en cada año nuevo 11 minutos más tarde, que acumulativamente sumaban en el siglo XVI diez días de retraso respecto a la órbita anual real.

El desfase entre las observaciones astronómicas y el calendario fue detectado por los astrónomos de la Universidad de Salamanca, que informaron de ella al Vaticano

El origen de esta anomalía databa del año 325 d.C. cuando el Concilio de Nicea dispuso que el domingo de Pascua sería el siguiente al plenilunio posterior al equinoccio de primavera, fijado el 21 de marzo. Doce siglos y medio después, debido al error acumulado, el equinoccio del calendario tenía lugar 10 días antes que el astronómico. El desfase entre las observaciones astronómicas y el calendario fue detectado por los astrónomos de la Universidad de Salamanca, que informaron de ella al Vaticano. De estas observaciones surgió el calendario gregoriano, que se llamó así por el Papa que lo promulgó, Gregorio XIII.

La corrección del desfase detectado se llevó a cabo mediante dos procedimientos. Por un lado, se estableció que los años múltiplos de cuatro, pero que lo fueran también de 100, no serían bisiestos, con la excepción de los que fueran también múltiplos de 400, que sí lo serían. Por el otro, había que corregir el desfase acumulado de diez días. Al jueves 4 de octubre de 1582 le sucedió el viernes 15 de octubre. Con ello, los días entre ambos, simplemente, no existieron. El año 1582 solo tuvo 355 días.

Todos los países católicos, con la excepción inicial de Francia, que se incorporó posteriormente, adoptaron el calendario gregoriano desde un primer momento. Los luteranos tardaron algo más. Inglaterra lo estableció en 1752. Los de religión ortodoxa –caso de Rusia- siguieron rigiéndose por el calendario juliano. Aún hoy, sus respectivas iglesias siguen manteniéndolo para sus festividades religiosas. La Unión soviética de la revolución de 1917, en los tiempos del optimismo modernizador inicial, cuando en  palabras de Lenin, el comunismo consistía en «soviets+electricidad», adoptó el calendario gregoriano en la fecha de 1918 cuya efeméride se cumple hoy, aplicando la corrección correspondiente. Por esto, la revolución de octubre tuvo lugar en noviembre según el calendario gregoriano, pero en la Rusia de los zares todavía regía por entonces el juliano.

En realidad, el calendario gregoriano tampoco es exacto, ya que establece la duración del año en 365,2425 días, dejando un remanente de 0,000311 días -26 segundos-, lo cual implicaría una nueva corrección cada 3.300 años. A esto hay que añadirle, la progresiva disminución de las velocidades de rotación y traslación de la Tierra. En fin…

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí