Sánchez anuncia elecciones para el 28 de abril

El presidente del Gobierno anuncia su decisión de "dar la palabra a los españoles" / PSOE

El presidente español Pedro Sánchez ha decidido esta mañana poner fecha a las próximas elecciones generales para el 28 de abril. La decisión ha sido anunciada al final de un discurso de media hora en rueda de prensa. 

 

CV / La no aprobación de los presupuestos presentados por el gobierno del PSOE, el candente escenario catalán, ahora más encendido si cabe por el proceso judicial en el que se sientan frente a jueces los responsables de la convocatoria del referéndum y posterior declaración unilateral de república catalana, el descontento de algunos varones del partido socialista y la minoría de escaños con la que cuenta el gobierno son algunos de los detonantes.

Tras la previa deliberación del Consejo de Ministros Sánchez ha comparecido para anunciar así las próximas elecciones en el que es el mandato más corto donde se han propuesto comicios en España.  “He propuesto la disolución del las Cámaras y la convocatoria de elecciones generales para el día 28 de abril. He comunicado al Rey esta decisión”. Así, las elecciones se materializarán en un Decreto Ley publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Sánchez explica su decisión como la respuesta a la “disyuntiva” que se le ha planteado tras el “bloqueo”, por parte del Congreso, a la tramitación de “unos presupuestos sociales”

Sánchez explica su decisión como la respuesta a la “disyuntiva” que se le ha planteado tras el “bloqueo”, por parte del Congreso, a la tramitación de “unos presupuestos sociales”: gobernar con una prórroga presupuestaria o “creer que España no tiene un minuto que perder, que necesita avanzar y no dar pasos atrás”. “Y entre no hacer nada y seguir sin presupuestos o dar la palabra a los españoles –apuntó–, elijo la segunda”.

El líder socialista ha subrayado que España “debe continuar avanzando y progresando desde la tolerancia y el respeto, desde la moderación y el sentido común, excluyendo la política de la crispación, con empleo de calidad, redistribuyendo la riqueza, consolidando la ampliación de derechos y libertades y fortaleciendo la cohesión social y territorial como única garantía para conservar la unidad de España”. “España es de sus ciudadanos, no de ningún partido. Los ciudadanos deberán decidir si damos pasos hacia atrás o avanzar. Los españoles decidirán con su voto, y lo que decidan siempre será un gran acierto”, recalcó.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí