Sánchez ofrece a PP y Cs negociar los presupuestos “si no hay bloqueo”

Sánchez ha tendido la mano a todos los grupos, "de izquierda a derecha" durante su intervención en la clausura del XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar. Palacio de Congresos, Valencia / Pool Moncloa

El jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido hoy a los partidos, y de manera concreta a PP y Ciudadanos, acordar los presupuestos del próximo año si “hay voluntad real de que no haya bloqueo”, si bien ha apuntado que el proyecto pactado con Podemos es “bueno para el país” y aporta estabilidad.

Sánchez ratifica la eficacia del borrador de presupuestos enviado a Bruselas

Principales medidas del acuerdo presupuestario del Gobierno y Unidos Podemos

EFE / Sánchez ha tendido la mano a todos los grupos, “de izquierda a derecha”, y se ha mostrado confiado en que en 2019 habrá nuevas cuentas durante su intervención en la clausura del XXI el Congreso de Empresa Familiar en el Palacio de Congresos de Valencia ante unos 700 directivos.

“Mi apuesta es que estos presupuestos saldrán adelante”, ha presagiado el jefe del Ejecutivo al constatar que la tramitación “avanza y gana cada día más fuerza”

“Mi apuesta es que estos presupuestos saldrán adelante”, ha presagiado el jefe del Ejecutivo al constatar que la tramitación “avanza y gana cada día más fuerza”, una vez que Cs ha desbloqueado en el Congreso la reforma de la Ley de Estabilidad, que busca sortear el veto del Senado a los objetivos de déficit.

Según Sánchez, “si todos los grupos están pidiendo unos nuevos presupuestos”, deben estar dispuestos a hablar, máxime cuando ha insistido en que las cuentas enviadas a Bruselas son “buenas para el país”, son “sensatas y dan estabilidad y seguridad”.

“Estoy dispuesto a hablar con PP y Cs porque creo que lo que nos tendría que mover es el interés general”, ha asegurado.

Ha remarcado que “el bloqueo tiene que ser el pasado, y el presente y el futuro de la política tiene que estar presidido por la voluntad de dialogar y acordar”.

Sánchez ha hecho hincapié en que el borrador presupuestario enviado a Bruselas demuestra el compromiso “irrenunciable” del Gobierno con el objetivo de reducir el déficit al 1,8 por ciento el próximo curso y disminuir dos puntos el nivel de la deuda pública.

“Estoy dispuesto a hablar con PP y Cs porque creo que lo que nos tendría que mover es el interés general”, ha asegurado

También con crear 800.000 puestos de trabajo a final de 2019, situando el índice de desempleo en el 13,5 por ciento y con la meta para la siguiente legislatura de aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores si el PSOE sigue en el poder.

“Son datos positivos. Nos guía la prudencia. Estamos comprometidos con la estabilidad económica, la creación de empleo y la cohesión social”, ha resumido el jefe del Ejecutivo en su intervención junto al presidente del Instituto de Empresa Familiar (IEF), Francisco J. Riberas.

A pesar de la rebaja de las previsiones de crecimiento para España de la UE y el FMI, Sánchez se ha mostrado convencido de que su proyecto económico va “a reforzar la credibilidad internacional”.

Para apuntalar esta meta, Sánchez ha avanzado que el Gobierno trabaja desde hace dos meses en una agenda del cambio de reformas estructurales para un crecimiento sostenible y justo que presentará en breve a la Comisión Europea.

 

Casado considera que lo mejor son elecciones

En el congreso también ha intervenido el presidente del PP, Pablo Casado, quien, antes de conocer la oferta de Sánchez, ha pedido a Cs no facilitar la tramitación de las cuentas de 2019 porque son “un mal presupuesto y la semilla de una nueva recesión para España”.

Por ello, Casado ha emplazado a los de Albert Rivera a actuar con “responsabilidad” y no permitir unas cuentas pactadas por el PSOE con “los partidos de extrema izquierda y los independentistas”.

Aunque el líder del PP ha tendido la mano a Sánchez para pactar los presupuestos sobre la senda de déficit que dejó Mariano Rajoy, ha considerado que lo que mejor le viene a España son elecciones “cuanto antes”.

Para ganarse la complicidad de los empresarios familiares, Casado ha prometido que si gobierna, lo que hará es “no molestar” a las compañías y abordar una profunda rebaja de impuestos

Para ganarse la complicidad de los empresarios familiares, Casado ha prometido que si gobierna, lo que hará es “no molestar” a las compañías y abordar una profunda rebaja de impuestos, como el de Sociedades y el IRPF; rechazar la tasa a las tecnológicas y al diésel, y no subir las cotizaciones a la Seguridad Social.

En la clausura, el presidente del IEF ha advertido ante Sánchez que España no puede permitirse que se sigan adoptando solo medidas de corto plazo “con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad”, y ha abogado por aplicar reformas para avanzar “sin dilación”.

Ese posible cambio de ciclo que llegará “antes o después” no puede “pillar” a España “sin los deberes hechos”, ha enfatizado Riberas.

Tras reconocer el papel que las empresas familiares han desempeñado durante la crisis, les ha pedido que, si no los tienen, empiecen a elaborar planes de contingencia ante la salida del Reino Unido de la UE antes de que se consume el “brexit” el próximo 29 de marzo.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí