Joan Majó, Jaume Puig-Junoy y Rodrigo Martínez-Val Peñalosa en el encuentro ‘Ernest Lluch’ / (UIMP)

Puig-Junoy afirma que nuestro sistema sanitario “todavía es envidiable”

 

En el marco de los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ha tenido lugar la inauguración del encuentro ‘Ernest Lluch’ que este año se centra en Políticas para mejorar el pronóstico del Sistema Nacional de Salud.

En el acto de inauguración han intervenido: Rodrigo Martínez-Val Peñalosa, vicerrector de Innovación y Desarrollo de Proyectos de la UIMP, Jaume Puig-Junoy, profesor titular del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra y director del encuentro, y Joan Majó, presidente de la Fundación Ernest Lluch y exministro de Industria.

Puig- Junoy ha advertido de que el pronóstico reservado puede ir a peor si seguimos pensando en la idea de que “se le puede dar todo a todos”

Jaume Puig-Junoy ha recordado las principales líneas de su investigación para el desarrollo que incluyen “la economía de la salud y del sector público, la gestión sanitaria y la evaluación económica”. En este sentido, ha recordado que “venimos de una burbuja sanitaria -que duró hasta 2008-, creciente en precios y recortes” y con un pronóstico “reservado”. A pesar de esto, Puig- Junoy ha dicho que nuestro sistema sanitario “todavía es envidiable” aunque ha advertido de que el pronóstico reservado puede ir a peor si seguimos pensando en la idea de que “se le puede dar todo a todos”. Por otra parte, se ha mostrado esperanzado en mejorar el pronóstico con una reforma sanitaria ordenada y “una reducción del despilfarro”. Con el mismo propósito de mejorar la situación también ha aconsejado “relacionar lo que pagamos con los resultados” y perseguir “una mayor coordinación y un buen gobierno con una profesionalización de los cargos directivos”.

Por su parte, Joan Majó ha hecho un breve resumen sobre la fundación que preside y ha recordado que su función es “recoger y actualizar el mensaje del pensamiento de Ernest Lluch”, que hoy en día sigue teniendo validez para resolver problemas actuales.

El exministro de Industria ha advertido que también existen tres bombas sobre la mesa: “el choque de civilizaciones con la amenaza yihadista, el calentamiento global y el cambio demográfico”, con la incapacidad que supone asumir los costes de las pensiones y sanidad con el envejecimiento demográfico.

.