Se trata de comprobar si la composición de las comunidades de murciélagos que se encuentran en el interior del Parque Nacional de Ranomafana difiere de las comunidades que se encuentran en la periferia de los bosques

Una expedición científica estudia los impactos de la deforestación en Madagascar

.

La investigación, que cuenta con la participación de Álvaro Fernández-Llamazares, estudia los impactos de la deforestación por la expansión de los arrozales. Los científicos analizan si los patrones de cambios de fauna derivados de la deforestación son similares para los murciélagos que para otros grupos animales.

.

UAB / Una expedición científica en el Parque Nacional de Ranomafana (Madagascar) en el que participa el investigador Álvaro Fernández-Llamazares, del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), estudia los impactos de la deforestación causada por la expansión de los arrozales. Se trata de un proyecto integrativo liderado por la Dra. Mar Cabeza, investigadora y profesora de ecología en la Universidad de Helsinki (Finlandia), que combina aspectos de cambios faunísticos con las implicaciones para las gentes que interaccionan. Como parte de un estudio más amplio, la expedición científica se centra en hacer un seguimiento de los murciélagos de Madagascar.

Desgraciadamente, más del 85% de los bosques originales de Madagascar ya han desaparecido para siempre

Con un territorio que abarca menos del 2% de la superficie de toda África, la isla de Madagascar figura en la quinta posición de la lista de los países con mayor biodiversidad del mundo. En Madagascar viven un gran número de especies únicas que no se encuentran en ninguna parte del planeta: la isla reúne un 36% de todas las familias de primates del planeta o más de 1.000 especies de orquídeas diferentes, entre otros ejemplos. No es extraño, pues, que numerosos ecólogos y paleontólogos hayan denominado la isla de Madagascar como el octavo continente. No obstante, tratándose de uno de los países con un Índice de Desarrollo Humano más bajos del mundo, los ritmos de deforestación en la isla son alarmantes. Desgraciadamente, más del 85% de los bosques originales de Madagascar ya han desaparecido para siempre.

El objetivo principal de la expedición es analizar si los patrones de cambios de fauna derivados de la deforestación son similares para los murciélagos que para otros grupos animales. En otros términos, se trata de comprobar si la composición de las comunidades de murciélagos que se encuentran en el interior del Parque Nacional de Ranomafana difiere de las comunidades que se encuentran en la periferia de los bosques, en poblaciones rurales y en los trozos de bosque más fragmentados.

El equipo también visita los pueblos en la periferia del parque nacional

El equipo también visita los pueblos en la periferia del parque nacional

.

Con un diseño experimental riguroso, los investigadores analizan especialmente el papel de diferentes especies bioindicadoras, particularmente sensibles a los cambios. Aparte de estudiar estos cambios faunísticos, también recogen muestras de los murciélagos capturados para estudiar los efectos de la presencia de murciélagos en las poblaciones humanas: el equipo estudia tanto la contribución de los murciélagos insectívoros en la reducción de plagas del arroz, como el riesgo de acumular y transmitir enfermedades víricas emergentes (como por ejemplo los virus de Ebola, Nipah o Hendri). El equipo también visita los pueblos en la periferia del parque nacional para analizar las percepciones locales hacia los murciélagos y reflexionar sobre conflictos locales ligados con pobreza, hambre y deforestación.

El portal de divulgación Recerca en Acció ha realizado un seguimiento de la expedición científica en Madagascar. Sólo hay que acceder al blog Madagascar: natura i biodiversitat al vuitè continent para disfrutar de su relato. Recerca en Acció ha seguido los pasos de este grupo de ecólogos y biólogos, todo acercándonos la exuberante fauna y flora de Madagascar hasta las pantallas de nuestros ordenadores. Con una prosa amena y un tono divulgativo, los investigadores han compartido en primicia sus diarios científicos.

.