Sentarse de forma inteligente para gozar de buena salud

Gran parte del tiempo estamos sentados / Pixabay

Gran parte del tiempo estamos sentados: al comer, conducir, trabajar, relajarnos… Dado que el trabajo de oficia abarca buena parte del tiempo del día, SitSmart ha creado un cojín inteligente para la oficina que funciona como un mentor en pro de una postura de sentado saludable.

 

Cordis / Permanecer sentados en el trabajo puede ser un pasatiempo engañosamente perjudicial que provoca posibles daños orgánicos, degeneración muscular, y especialmente problemas de espalda. Una postura sedentaria requiere una vigilancia constante para limitar los daños que provocan las posturas inadecuadas cuando se está sentado.

Más de ocho de cada diez alemanes refirieren dolor de espalda como mínimo una vez en la vida y los trastornos musculoesqueléticos son la principal causa de baja entre los oficinistas de ese país. SitSmart para mejorar la salud.

Un grupo de investigadores ha desarrollado un cojín de asiento dotado de sensores que detecta posturas de sentado perjudiciales

El proyecto SitSmart, financiado con fondos europeos, posee la solución perfecta: un cojín de asiento innovador para mejorar la posición de sentado en el lugar de trabajo. Un grupo de investigadores ha desarrollado un cojín de asiento dotado de sensores que detecta posturas de sentado perjudiciales, tales como inclinarse hacia adelante durante demasiado tiempo o permanecer sentado en la misma posición. Para avisar al usuario y formular observaciones en tiempo real y a largo plazo, el cojín está conectado a una aplicación móvil que envía un recordatorio de que hay que levantarse al cabo de treinta minutos y ofrece ejercicios adecuados.

El cojín SitSmart es verdaderamente inteligente puesto que reconoce la posición de sentado a la vez que controla el tiempo que se permanece en ella. El siguiente paso consiste en compararlo con unas directrices de salud adecuadas y luego avisar al usuario para que cambie de posición de sentado si es necesario.

«Con SitSmart pretendemos apoyar estilos de vida saludables reducir los días de baja por enfermedad y acabar con un tiempo de recuperación más rápido para los pacientes con dolor de espalda» explica Johannes Heering director general y cofundador de la empresa coordinadora Fitbase Institute for Online Prevention GmbH.

 

Evaluación en oficinas reales

El proyecto SitSmart construyó diez prototipos que se utilizaron con carácter experimental junto con la aplicación móvil para Android y el sistema de orientación en línea. Además existe un vídeo de demostración y un vídeo promocional.

«Alcanzamos plenamente todas las metas y los resultados son muy prometedores», informa Heering. Un resultado significativo es que los usuarios tuvieron en cuenta el «consejo» y el tiempo que permanecieron sentados se redujo de 6,6 horas al día al inicio a 6,3 horas al final del período de pruebas. Retos desde la silla Dado que SitSmart era un proyecto innovador, los miembros del proyecto encontraron muchas dificultades y problemas.

El proyecto SitSmart construyó diez prototipos que se utilizaron con carácter experimental junto con la aplicación móvil para Android y el sistema de orientación en línea

«En el primer prototipo, el modelo de aprendizaje automático no era capaz de distinguir entre una postura de sentado normal y una inclinada hacia atrás, así que decidimos incorporar otro electrodo en la parte posterior para incrementar el número de puntos sensores», explica Heering.

Inicialmente, la precisión media de reconocimiento de cada postura con el segundo prototipo era de aproximadamente un 95 %, pero había que seguir mejorando y desarrollar nuevos prototipos. Los investigadores decidieron producir su propia placa de circuito impreso con todos los componentes necesarios específicamente para SitSmart.

El prototipo más reciente de SitSmart puede detectar hasta siete posturas y dos variaciones, y está en fase experimental. Emplea doce electrodos, tres en el respaldo y nueve en el asiento. La precisión de este modelo de aprendizaje automático es de aproximadamente un 98 %. La normalización y los problemas relacionados con el ruido se abordaron incrementando la capacitancia.

El prototipo más reciente de SitSmart puede detectar hasta siete posturas y dos variaciones, y está en fase experimental

La silla de oficina del futuro Fitbase contrató a un asociado para la innovación con el fin de seguir trabajando en este producto una vez finalizado el proyecto de la Unión Europea (UE). «Para llegar a la fase de comercialización hemos solicitado el Instrumento PyME de financiación de la UE o intentaremos atraer a inversores» añade Heering que prosigue:

«Además de esto prevemos desarrollar una combinación de SitSmart y ergoscan que ofrezca análisis tridimensionales sobre la postura de sentado». SitSmart promete verdaderamente ser el futuro para sentarse de forma saludable.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí