Sentido crítico frente a la información sobre la salud

“Lo último y más nuevo no es necesariamente mejor” o “la opinión de los expertos no siempre es correcta”, es algo en lo que deberíamos reparar / UPF

Pautas para interpretar críticamente los mensajes sobre alimentación y salud

.

Qué difunde públicamente la web el proyecto Nutrimedia, del Observatorio de la Comunicación Científica del Departamento de Comunicación, además de unas pautas para ayudar a los periodistas a mejorar la calidad de la información. La web contiene nuevas evaluaciones en las que se da respuesta a algunas de las preguntas del público: ¿Es cancerígena la carne? ¿La dieta alcalina previene el cáncer? ¿La leche sin lactosa es más fácil de digerir? ¿La dieta vegana es beneficiosa para la salud?

.

UPF / Para interpretar los mensajes sobre alimentación y salud que se difunden continuamente en los medios de comunicación y las redes sociales hace falta desarrollar el sentido crítico. Sobre esta premisa, el proyecto Nutrimedia de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha elaborado una serie de pautas con el objetivo de ayudar al público a discernir la fiabilidad de los mensajes y fomentar su autonomía a la hora de hacer elecciones que pueden afectar a su salud.

“Las anécdotas personales no son pruebas científicas y no son generalizables”, “lo último y más nuevo no es necesariamente mejor”, “la opinión de los expertos no siempre es correcta” y “si una información nos habla de resultados increíblemente positivos o negativos, seamos escépticos” son algunas de las ideas que se desarrollan en la web del proyecto: “Pautas para interpretar críticamente la información”.

.

“¿Hasta qué punto los resultados de un estudio concreto sobre dieta y salud me afectan? Esta es una de las preguntas que deberíamos hacernos cuando leemos una información basada en una investigación, pues cuanto más diferentes seamos de la población de estudio, menos se nos pueden extrapolar sus resultados”, según se explica en una de estas pautas. Asimismo, “se hace hincapié en la necesidad de abordar con escepticismo los mensajes que dan cuenta de resultados presentados en congresos científicos y en investigaciones con animales.

¿Hasta qué punto los resultados de un estudio concreto sobre dieta y salud me afectan? Esta es una de las preguntas que deberíamos hacernos cuando leemos una información

En el primer caso porque se trata de resultados preliminares que, muy a menudo, no se acaban confirmando; y, en el caso de los estudios con animales, porque sus resultados no son directamente trasladables a las personas”, según se explica en la web de Nutrimedia, un proyecto realizado por el Observatorio de la Comunicación Científica (OCC) del Departamento de Comunicación de la UPF, en colaboración con el Centro Cochrane Iberoamérica y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt).

“Esta lista de pautas es solo un primer borrador que iremos perfilando y completando. Tenemos previsto elaborar una serie de videos divulgativos para desarrollar estas y otras ideas que ayuden a entender las dificultades de la investigación sobre alimentación y salud, a interpretar los mensajes y a desarrollar el sentido crítico ante la información”, explica Gonzalo Casino, investigador de la UPF y director del proyecto Nutrimedia. Fruto del diálogo entre periodistas, científicos y expertos en nutrición, se han elaborado también unas pautas dirigidas a los periodistas con la intención de llamar su atención sobre algunos sesgos y problemas en la información científica sobre nutrición y contribuir así a estimular la información de calidad.

.

Nuevas evaluaciones de mensajes

Entre las últimas evaluaciones sobre mensajes de alimentación y salud, cabe destacar las que han dilucidado, con arreglo a las pruebas científicas disponibles, si la carne es realmente cancerígena, si la dieta vegana es beneficiosa para la salud y si la leche sin lactosa en más fácil de digerir.  Estas son algunas de las cuestiones sobre las que el público ha manifestado mayor interés para que el equipo de investigadores de Nutrimedia realizara la correspondiente evaluación y tener así una respuesta científica.

Con estas evaluaciones se cierra una primera fase del proyecto a la vez que se arranca una segunda etapa en la que se realizarán nuevas evaluaciones de mensajes (mitos, noticias en prensa, anuncios de televisión y preguntas del público), y se añadirán nuevos contenidos para seguir aportando datos relevantes y criterios fiables para ayudar a interpretar la información sobre alimentación y salud.

.

Enlaces a las últimas evaluaciones:

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí