De izquierda a derecha: Ugo Mayor, Cristina Garcia, Unai Alduntzin, Nagore Elu y Juanma Ramirez, algunos integrantes del laboratorio. Foto: Laura López. UPV/EHU.

Investigadores de la UPV/EHU hallan una explicación a los complejos síntomas del Síndrome de Angelman

.

Un grupo de investigación de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU ha podido identificar de forma fidedigna los cambios en las proteínas modificadas por la enzima UBE3A, causante del síndrome de Angelman. Enfermedad que provoca problemas en el desarrollo intelectual y motriz, epilepsia, dificultades para la comunicación, y poquísimas horas de sueño. Los fondos aportados por la Asociación Síndrome de Angelman han sido claves para finalizar la investigación.

.

Esta pintura originalmente se llamaba “Boy with a Puppet” e inspiró la descripción inicial del Síndrome de Angelman

UPV/EHU – El grupo, liderado por el profesor investigador Ikerbasque Ugo Mayor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UPV/EHU, acaba de publicar en la revista Human Molecular Genetics una explicación de los mecanismos afectados por el síndrome de Angelman.

Gracias a un diseño experimental innovador y a la infraestructura de última generación del Servicio General de Investigación de Proteómica de la UPV/EHU, han podido identificar los cambios en las proteínas modificadas por la enzima UBE3A, cuyo mal funcionamiento en el cerebro da origen a la enfermedad.

Según estos nuevos resultados, UBE3A es la encargada de regular la función del proteosoma, una especie de máquina trituradora que regula en las células el equilibrio del resto de proteínas. De esta forma indirecta, UBE3A es responsable de la estabilidad de una cantidad ingente de procesos que se desarrollan dentro de las células. Procesos que en este caso, debido al fallo de UBE3A, no se desarrollan de manera correcta.

Esto explica la complejidad del síndrome que se crea cuando la enzima UBE3A no realiza su función correctamente. El origen genético, así como los síntomas, de esta enfermedad han sido investigados con anterioridad, pero hasta ahora no se había dado una explicación a cómo un solo gen era capaz de crear tantas alteraciones en la función del cerebro.

El Síndrome de Angelman es una enfermedad que afecta a uno de cada 15.000 recién nacidos. Causa problemas complejos en el desarrollo intelectual de los niños y las niñas, epilepsia, así como dificultades para la comunicación, falta de coordinación motriz y problemas de equilibrio y de movimiento, acompañados de poquísimas horas de sueño. Todo esto es causado por el fallo en el cerebro de un solo gen, UBE3A.

.

La Asociación del Síndrome de Angelman, clave
El Síndrome de Angelman es una enfermedad que afecta a uno de cada 15.000 recién nacidos

El laboratorio de Ugo Mayor lleva trabajando en este tema desde el año 2012. Estos estudios han sido financiados mayoritariamente por una fundación americana, March of Dimes, y el MINECO. Pero, aunque ha sido de un calibre menor, la ayuda financiera ofrecida por la asociación de familiares de esta enfermedad, la Asociación del Síndrome de Angelman, ha sido clave para llevar a buen puerto el estudio.

En un momento crítico, en el que el laboratorio del Dr. Mayor carecía de ningún otro apoyo, esos fondos han sido fundamentales para que este proyecto haya llegado a realizarse con los resultados ahora publicados en la prestigiosa revista Human Molecular Genetics.

Ugo Mayor, profesor Ikerbasque en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, realizó su tesis doctoral en la Universidad de Cambridge, y tras 11 años en Inglaterra volvió al País Vasco, para trabajar, durante 5 años, en el CIC bioGUNE. Desde el 2014 su grupo de investigación está integrado en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU.

.

Referencia bibliográfica: 
Juanma Ramirez, Benoit Lectez, Nerea Osinalde, Monika Sivá, Nagore Elu, Kerman Aloria, Michaela Procházková, Coralia Perez, Jose Martínez-Hernández, Rosa Barrio, Klára Grantz Šašková, Jesus M Arizmendi, Ugo MayorQuantitative proteomics reveals neuronal ubiquitination of Rngo/Ddi1 and several proteasomal subunits by Ube3a, accounting for the complexity of Angelman syndromeHuman Molecular GeneticsDOI: 10.1093/hmg/ddy103