Sistemas de inteligencia artificial en las aulas

El proyecto está en fase de desarrollo del marco teórico y el diseño del aula / URV

Investigadores de la URV trabajan en el diseño de un aula inteligente para favorecer el aprendizaje de los alumnos. La Fundación Tarragona Smart Mediterranean Region reconoce el proyecto, que prevé detectar el estado de ánimo y aplicar medidas para mejorar el rendimiento con sistemas de inteligencia artificial.

 

URV / Mejorar la experiencia de los estudiantes y el logro de los conocimientos es el objetivo del proyecto Smart Classroom, del grupo de investigación ARGET (Applied Research Group in Education and Technology), que pretende relacionar todas las variables ambientales que inciden en el aprendizaje y automatizarlas con sistemas de inteligencia artificial para idear una clase inteligente.

Estos sistemas permiten detectar el estado de ánimo y la predisposición al aprendizaje de los alumnos en un momento determinado

Estos sistemas permiten detectar el estado de ánimo y la predisposición al aprendizaje de los alumnos en un momento determinado y aplicar medidas que modifiquen el proceso de enseñanza y el entorno del aula.

El proyecto está en fase de desarrollo del marco teórico y el diseño del aula, con la idea de crear este espacio en la URV como campo de pruebas. Pero ya ha merecido la distinción de la Fundación Tarragona Smart Mediterranean Region, que, durante el Tarragona Smart Foro 2019, ha reconocido el empuje que profesionales del sector público y privado tienen en el territorio para mejorar la vida de las personas. Más concretamente, el proyecto lo desarrollan Ramon Palau, Jordi Mogas, Luis Marqués y Mireia Usart.

Ramon Palau y Jordi Mogas recogiendo el certificado de reconocimiento del proyecto que les otorga la Fundación Tarragona Smart Mediterranean Region. / URV

Quieren servirse de tecnología ya existente, como el reconocimiento facial, la detección del ritmo cardíaco o medir la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en el aula para monitorizar el comportamiento de los alumnos en clase.

En función de la situación, en cada momento se podrían aplicar medidas como la regulación de temperatura, la luz y el sonido o cambios de actividad

En función de la situación, en cada momento se podrían aplicar medidas como la regulación de temperatura, la luz y el sonido o cambios de actividad. Los sistemas de inteligencia artificial permitirían automatizar estos procesos.

El proyecto se inspira en las teorías de Rob Koper, de la Open University of Netherlands, sobre ambientes de aprendizaje inteligentes. Los investigadores del grupo de investigación ARGET, dirigido por Mercè Gisbert, buscan demostrar estas teorías “en un entorno físico concreto, que es el aula”, explica Ramon Palau.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí