Stanley Kubrick

Stanley Kubrick en 1964. / Wikimedia

El 7 de marzo de 1999 fallecía en St. Albans (Hertfordshire, Reino Unido), el cineasta Stanley Kubrick, a los 70 años de edad. Norteamericano de nacimiento, había adquirido la nacionalidad inglesa. Es uno de los directores más afamados de la historia del cine, y de los más versátiles, por la cantidad de géneros cinematográficos que trabajó.

 

CV / Stanley Kubrick había nacido en Manhattan, Nueva York, el 26 de julio de 1928. Era hijo de una familia de judíos acomodados del Bronx. Desde muy joven, sus grandes aficiones de joven fueron la fotografía, la música –especialmente el jazz-, el ajedrez y el cine. Fue en el séptimo arte que adquirió una maestría que lo convirtió en uno de los mejores directores de todos los tiempos. Abandonó pronto la escuela norteamericana, precisamente en los tiempos en que se estaba aplicando el modelo educativo del pedagogo John Dewey, y decidió aprender por su cuenta lo que no le iban a enseñar allí.

Kubrick con su cámara fotográfica en 1949. / Wikimedia

A los 16 años entró a trabajar en el departamento de fotografía de la revista Look. Siempre se distinguió en todas sus actividades por su perfeccionismo, una característica sobre la cual comentó en cierta ocasión: “El perfeccionismo: los periodistas utilizan esta palabra para agredirme, y me parece injusto. Si intentas hacer algo, procuras que resulte lo mejor posible. Nunca desperdicio ni mi tiempo ni mi dinero; solo trato de hacer bien las cosas”.

De Kubrick deberíamos decir que era un director que, a diferencia de muchos otros, ponía ciertamente su sello personal en sus películas, pero no por ello sus películas en dicho sello. Su personalidad y su genialidad eran suficientemente patentes como para que no precisara sobreimponerlas sobre la película, y esta sería en buena medida la característica de esto que llamaríamos su sello personal.

Pocos directores de cine han tocado tan distintos géneros como Kubrick. John Ford destacó en el Western, Hitchcock en el cine de terror y la comedia de suspense, George Lucas en la ciencia ficción… Kubrick trabajó prácticamente todos los géneros, sin especializarse en ninguno, pero con una maestría inigualable: el cine negro (Atraco perfecto, 1956), el western (El rostro impenetrable, 1958, que concluyó Marlon Brando), el bélico (Senderos de Gloria, 1957, y La Chaqueta Metálica, 1987), el de terror (El Resplandor, 1980), la ciencia ficción (2001, Una Odisea del Espacio), el histórico (Espartaco, 1960) , el psicológico (Lolita, 1962), el costumbrista (Barry Lyndon, 1975), el psicológico (Eyes Wide Shut, 1999), el sociopsicológico (La Naranja Mecánica, 1971), el humor negro (Teléfono rojo, ¿volamos hacia Moscú, 1964)… De un total de trece películas, la práctica totalidad de ellas se han convertido obras maestras y de culto. Orson Welles, de una generación anterior a la suya, dijo de él: “entre los jóvenes, Kubrick me parece un gigante”. Un récord difícil de alcanzar.

Tampoco escapó al escándalo y a la polémica. Lolita, inspirada en la novela homónima de Nabokov, fue objeto preferido de las iras puritanas; La Naranja Mecánica fue prohibida en varios países europeos y en los EEUU…  O el antibelicismo de ‘Senderos de Gloria’, donde crítica el arbitrario cinismo de la gobernanza de la guerra…

La admiración por su obra es prácticamente unánime entre el gremio de directores, lo cual en un sector tan narcisista y egótico, es sumamente destacable

Sería difícil inclinarse por alguna de ellas. Además, la admiración por su obra es prácticamente unánime entre el gremio de directores, lo cual en un sector tan narcisista y egótico, es sumamente destacable. George Lucas, director y productor de la saga de Star Wars, dijo  de  su ‘2001, una odisea del espacio’, que era la mejor película de ciencia ficción de toda la historia. Y tenía razón. Especialmente conseguido está el tránsito musical del ‘Así habló Zaratustra’, de Richard Strauss, al ‘Danubio Azul’ de Johan Strauss, representando el paso de la prehistoria y el descubrimiento de la razón, al apogeo de la ciencia en un 2001 que entonces parecía muy lejano aún.

Se anticipó a la inteligencia artificial y al peligro que esta acabe dominando a la humanidad hasta subyugarla, en unos tiempos en que la informática estaba todavía en ciernes, HAL9000 es un ordenador que dirige completamente la nave tripulada Discovery 1, que viaja a Júpiter para localizar los orígenes de un misterioso monolito hallado en la Luna; un monolito que puede ser una inteligencia extraterrestre y causa de la evolución de la inteligencia humana. Pero en el transcurso del viaje se tuercen las cosas y HAL9000 mata a los tripulantes hibernados y a uno de los dos que estaban de guardia. El último astronauta vivo consigue desactivarlo e inicia el descenso a Júpiter, y de lo que viene entonces, efectos especiales psicodélicos incluidos, se ha dicho literalmente de todo… El propio Kubrick ironizó sobre esto en una entrevista que se emitió póstumamente.

En un libro sobre su figura, su esposa comentó una cita de Oscar Wilde que era el lema favorito de Kubrick: “La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que sigue siendo joven”

Su última película, Eyes Wide Shut, consistía en la adaptación cinematográfica de una novela psicológica de Arthur Schnitzler, un médico y escritor vienés de entreguerras. Contó como pareja protagonista con Tom Cruise y Nicole Kidman. Kubrick estuvo viendo con los actores y parte del equipo una sesión privada de ‘Eyes Wide Shut’, previa a su estreno. Cuatro días después, falleció de un ataque al corazón mientras dormía en su casa. Su funeral se realizó en la intimidad, sin apenas asistentes y con un único círculo de íntimos, siendo enterrado junto a su árbol favorito en su mansión de Hertfordshire. En un libro sobre su figura, su esposa comentó una cita de Oscar Wilde que era el lema favorito de Kubrick: “La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que sigue siendo joven”.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 7 de marzo de 1999

Fallecía en St. Albans (Reino Unido) el director de cine Stanley Kubrick (n. 1928).

Martes, 8 de marzo de 415

Una turba de cristianos, instigada por el obispo Cirilo, lapidaba hasta la muerta a la matemática y filósofa Hipatia en Alejandría.

Miércoles, 9 de marzo de 1923

Lenin abandonaba definitivamente el poder en la URSS, por problemas de salud. Moriría en enero del año siguiente.

Jueves, 10 de marzo de 241 a.C.

Batalla naval de las islas Égatas, en Sicilia, entre las escuadras romana y cartaginesa. La completa victoria romana puso fin a la I Guerra Púnica.

Viernes, 11 de marzo de 1985

Mikhail Gorbachov accedía a la presidencia de la Unión Soviética. Sería su último presidente.

Sábado, 12 de marzo de 1918

El nuevo gobierno bolchevique decide al traslado de la capital rusa de San Petersburgo a Moscú. Lenin se instala en el Kremlin. San Petersburgo, Petrogrado en la inicial denominación bolchevique, y Leningrado desde 1924 hasta 1991, había sido la capital de Rusia los últimos 215 años, desde que fue fundada por el zar Pedro el Grande.

Domingo, 13 de marzo de 1781

El astrónomo alemán William, Herschel descubría el planeta Urano, el séptimo del sistema solar.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.