Superman

A medida que va creciendo, el joven Clark Kent es consciente de sus poderes, que decide ocultar, intentando pasar por una persona normal. / Pixabay

Tal día como hoy… 1 de junio de 1938 se publicaba la primera aventura de Superman

.

El 1 de junio de 1938 Action Comics publicaba en los Estados Unidos la primera aventura de Superman, dando con ello inicio a la moda de los superhéroes del comic. Superman no fue el primero ni el último, ni probablemente el de mayor calidad de su tiempo, pero sí el que más éxito alcanzó y el más emblemático de los superhéroes de ficción –un oxímoron necesario-.

.

CV / El personaje había sido ideado en 1933 por Jerry Seagal y Joe Shuster. Utilizaron por primera vez el nombre de «Superman» en un fanzine de ciencia ficción, sin que el personaje se pareciera en nada al que luego conocimos. Se trataba de un villano con poderes telepáticos, obsesionado en dominar el mundo, calvo y tan feo como malvado. Luego fueron evolucionando en la construcción del personaje hasta que lo vendieron por 130 $ a DC Comics Inc. Y desde entonces hasta hoy en día, eso sí con un recorrido no exento de disputas por la autoría y por los cambios en la trama contextual del personaje.

Oficialmente es un tímido periodista en la megaciudad de Metropolis; de incógnito, es también Superman, el héroe que combate a la injusticia y al mal

Superman es originario del planeta Krypton. Su padre, un reputado científico y mandatario, descubre que el planeta está condenado a desaparecer en breve y resuelve enviarlo de bebé a la Tierra en una nave ad hoc. Aterriza en una granja donde lo recoge un matrimonio de granjeros sin hijos, que lo criarán y darán nombre: Clark Kent. Pero resulta que en la Tierra las condiciones son algo distintas que en el extinto Krypton, la gravedad es menor, y eso tiene como consecuencia que Clark dispone, en comparación a los humanos, de unas facultades sobrenaturales, tanto en cuanto a fuerza física como a invulnerabilidad y capacidad incluso para volar como un pájaro por su propia fuerza.

A medida que va creciendo, el joven Clark Kent es consciente de sus poderes, que decide ocultar, intentando pasar por una persona normal. Pero la visión de las injusticias le inducen a seguir con una doble personalidad. Oficialmente es un tímido periodista en la megaciudad de Metropolis; de incógnito, es también Superman, el héroe que combate a la injusticia y al mal. Compaginar esta doble existencia le genera frecuentes problemas en su vida personal, que intenta sobrellevar a lo largo de sus ya 80 años de existencia con más o menos fortuna, tanto en el papel impreso como en el celuloide cinematográfico.

.

La era dorada del comic y la doble vida de los superhéroes

Superman es de los primeros personajes de la era dorada del comic –o quizás deberíamos decir «clásica»- donde aparece el tema de la compaginación de una doble vida por parte del héroe. Algo que se da también en otros superhéroes, como The Phantom (1936) –El Hombre Enmascarado- o Batman (1939). En el caso del Hombre Enmascarado, la doble vida viene determinada por las propias exigencias de la misión que el héroe tiene encomendada: enmascarado y con un traje de latex que se transmite de padres a hijos y que hace creer a los malvados que se trata siempre de la misma persona inmortal: el Espíritu que camina, de 400 años de edad. Nadie puede ver su rostro –excepto su futura esposa- y cuando hace vida social siempre lleva gafas oscuras.

Superman es de los primeros personajes de la era dorada del comic  donde aparece el tema de la compaginación de una doble vida por parte del héroe

El caso de Batman es más parecido al de Superman, del cual es en el fondo una imitación, pero con una diferencia substancial que distingue a Superman del resto de superhéroes.

Una interesante diferencia que establece Quentin Tarantino al final de la segunda parte de su coreográfica película  ‘Kill Bill’, por boca del asesino Bill, interpretado por David Carradine, en su disquisición final sobre la naturaleza del asesino de verdad o la del impostado. En todos los héroes de cómic con una doble vida, dice Bill/Carradine, hay una diferencia definitiva respecto a Superman. Mientras unos son personajes humanos normales, más o menos dotados, cuyo alter ego es el héroe al que representan, en Superman es a la inversa. Cuando Superman está haciendo una representación es en su faceta de Clark Kent, ya que, en realidad, en primera instancia él es Superman.

Y sí, hay que darle la razón a Tarantino. A veces incluso se podría pensar que las dos entregas de ‘Kill Bill’ están pensadas para poderlas concluir con esta reflexión final sobre la naturaleza de los héroes del comic.

Por cierto que en este año 2018, Superman cumple 80 años, pero da igual, en esto sí que se parecen todos los superhéroes: no envejecen. Bueno, no todos, pero esta sería otra historia.

.

También un 1 de junio se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí