16.2 C
Barcelona, ES
jueves, noviembre 26, 2020
Inicio Etiquetas Emiliano Bruner

Etiqueta: Emiliano Bruner

El molde natural del cerebro neandertal de Gánovce

A pesar de haberse descubierto hace casi un siglo (fue hallado en 1926), el fósil no es muy conocido por la comunidad internacional, porque los resultados de los análisis que se llevaron a cabo sobre este individuo se publicaron prevalentemente entre las décadas de 1940 y 1960, en checo o en eslovaco.

Relación espacial entre ojos y cerebro

Investigadores del Grupo de Paleoneurobiología del CENIEH acaban de publicar un artículo sobre la relación espacial entre ojos y cerebro en humanos modernos, fósiles y chimpancés. En el caso de Homo sapiens, los lóbulos frontales y temporales están separados de la cara solo por una capa de hueso muy fina, y la evolución de un cerebro muy grande y de una cara muy reducida ha generado una competición espacial entre el desarrollo de los ojos y de la corteza cerebral.

Estudian la evolución del lenguaje

En un artículo en la revista Frontiers in Human Neurosciences evalúan las evidencias fósiles sobre los cambios cerebrales asociados a las áreas del lenguaje, y se explica que muchas de estas áreas están sujetas a vínculos arquitectónicos del cráneo, por lo que no es posible establecer si se trata de cambios evolutivos asociados a variaciones de la organización del cerebro.

Efectos distintos de nuestra evolución cerebral

Un artículo concluye que el aumento de las áreas parietales asociado a la evolución de nuestra especie y de nuestra redondeada bóveda craneal ha introducido un cambio importante en la orientación funcional de toda la cabeza, con posibles efectos sobre postura y orientación de la cara.

Estudio sobre la anatomía del cerebro

El investigador del CENIEH Emiliano Bruner publica un estudio comparativo de tres fósiles arcaicos africanos que ayudan a comprender la evolución de los lóbulos frontales del género humano. El estudio evidencia cómo el grado de curvatura de los lóbulos frontales va aumentando a medida que los ojos se posicionan debajo del cerebro.

El precúneo en la evolución del cerebro humano

Después de haber estudiado la anatomía del precúneo en los humanos adultos y en los chimpancés, su forma, su posición y la extensión de su superficie, investigadores acaban de publicar en la revista Annals of Anatomy un nuevo artículo sobre la morfología de esta área de la corteza parietal.

Las huellas vasculares en el cráneo humano

El grupo de Paleoneurología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), liderado por Emiliano Bruner, acaba de publicar un estudio en la revista Anatomical Record sobre las huellas vasculares en el cráneo humano, en el que se han estudiado mediante tomografía computarizada las impresiones que arterias y venas dejan en el hueso parietal.

Ojos, órbitas oculares y áreas cerebrales

En la etapa adulta, después de los cuarenta años, el cerebro ya no cambia pero la cara sigue creciendo, las órbitas se amplían ligeramente, y los ojos pueden recuperar parcialmente su forma, mejorando algunas capacidades de enfocar las imágenes. Un trabajo analiza las variaciones del tamaño de los ojos en los humanos adultos.

Relaciones geométricas entre cráneo y cerebro

El paleoneurólogo del CENIEH Emiliano Bruner publica un artículo en la revista Journal of Anatomy sobre craneología funcional y áreas parietales en el que se establece que el cerebro moldea la forma del cráneo, pero mucho menos la extensión de sus huesos.

Funciones visuo-espaciales

El paleoneurólogo del CENIEH Emiliano Bruner publica sendos artículos que recopilan sus investigaciones sobre las capacidades visual y espacial de humanos modernos y neandertales.

Mismas proporciones cerebrales

Un equipo de científicos, liderado por el paleoneurólogo del CENIEH Emiliano Bruner, publica esta semana en la revista Quaternary International un artículo de síntesis sobre la morfología cerebral de más de veinte individuos de Homo erectus.

El sistema ojo-mano

Científicos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, en Burgos, y del Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social, de Tarragona,han llevado a cabo un estudio que indica que la utilización de la boca para la manipulación de objetos por parte de los neandertales puede deberse a una capacidad limitada de integración entre cuerpo y cerebro, en particular para aquellas funciones de coordinación visuo-espacial asociadas a las áreas parietales.

LO MÁS LEÍDO