8.6 C
Barcelona, ES
lunes, diciembre 9, 2019
Inicio Etiquetas Intestino

Etiqueta: intestino

Anticiparse al comportamiento de E. coli

Estudia cómo se adaptan cepas no patógenas de ‘Escherichia coli’ a diferentes condiciones para combatir a sus ‘hermanas’ nocivas. El modelo anticipa el comportamiento de la principal bacteria causante de gastroenteritis.
video

Reducen los efectos secundarios de la radioterapia

Científicos del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) publican en Science un hallazgo que podría ser de utilidad para proteger las células intestinales sanas del impacto de la radiación.

La microbiota intestinal durante el primer año de vida

Describen con un nivel de detalle desconocido hasta ahora, cómo funciona el metabolismo de la comunidad bacteriana intestinal durante los primeros años de vida. Los resultados ponen de manifiesto que el entorno es muy importante durante las primeras etapas del desarrollo.

Bacteria hallada en parques infantiles

Comprueban la presencia de una bacteria propia de entornos hospitalarios, Clostridium difficile, en al menos veinte areneros de parques infantiles y para perros de Madrid. Se trata de una bacteria difícil de reducir puesto que se encuentra en personas, animales o en el medio ambiente.

Tecnologías para ver los efectos de la dieta en las personas

Científicos australianos han probado en seis voluntarios una cápsula electrónica con sensores que, tras ser ingerida, se dirige al intestino para evaluar las concentraciones de oxígeno, hidrógeno y carbono. Sus sensores permiten medir directamente los efectos de llevar una dieta rica o pobre en fibra.

La relación entre el cerebro, el intestino y la microbiota

Millones de microorganismos, en su mayoría bacterias, habitan en nuestro intestino y contribuyen a mantenernos saludables. Configuran la microbiota intestinal, que nos ayuda a digerir los alimentos, modula nuestro sistema inmune y optimiza el aprovechamiento energético de la dieta. Pero además, investigaciones recientes están tratando de descifrar cómo estos seres microscópicos, presentes desde que nacemos, también pueden afectar a nuestra actividad cerebral.

Microbios que «deciden» nuestra dieta

Al decidirnos por un bocadillo de panceta o uno de queso puede que estemos aumentando un tipo de bacteria en el intestino y reduciendo la población de otro. Una investigación ha demostrado que las bacterias intestinales se «comunican» con el encéfalo para controlar la comida que elige su huésped, e incluso identificó dos especies concretas de bacteria que podrían influir en las decisiones sobre la dieta.

‘Las centrales energéticas de la célula’

La producción de especies reactivas de oxígeno asociada a la actividad mitocondrial propicia la respuesta inmune que protege al intestino frente a estímulos inflamatorios. Así lo han demostrado investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en un trabajo que abre una nueva vía para el tratamiento de las colitis y otras patologías inflamatorias.

Una bacteria propicia la longevidad

Un estudio publicado en la prestigiosa 'Nature Communications', reveló que la bacteria probiótica Bacillus subtilis (consumida desde tiempos milenarios en alimentos por la población de ciertos países asiáticos como Japón) tendría, además de sus efectos beneficiosos sobre el sistema inmunitario, la propiedad de retardar el envejecimiento y prolongar la vida humana a través de la colonización del intestino.

Estudio sobre la comunicación intestino-cerebral

Trabajos anteriores han mostrado que el eje intestino-cerebral tiene una definida participación en la promoción de factores que facilitan funciones cerebrales de muy diverso tipo. Un nuevo estudio identifica un prebiótico que facilita el aprendizaje y la memoria mediante su actuación sobre el eje intestino-cerebral. Estas investigaciones apuntan al importante papel de los HMO en diversos procesos relacionados con el desarrollo y maduración del sistema nervioso humano, incluyendo funciones de carácter cognitivo.

Nuevo estudio sobre el párkinson

Por primera vez, un equipo de científicos ha encontrado un vínculo entre las bacterias intestinales y la enfermedad de Parkinson. Su estudio en ratones señala al microbioma como una clave para el deterioro motor típico de este trastorno neurodegenerativo. Los autores advierten que los antibióticos o los trasplantes de microbios fecales aún están lejos de ser terapias viables para humanos.

Una proteína clave en la barrera intestinal

El Grupo de Investigación de Biomembranas de la Universidad de Sevilla estudia qué hace la reelina en el intestino y para ello emplean ratones normales y ratones mutantes que no producen la reelina. La mera existencia de estos mutantes indica que la proteína no es esencial para la vida pero tienen defectos que nos informan de qué hace en las células.

Las bacterias intestinales y el cerebro

Según una nueva investigación financiada por la UE y publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), parece ser que las bacterias que viven en el intestino influyen en el desarrollo del cerebro y en la conducta de los adultos.

LO MÁS LEÍDO