El láser se ha empleado ya durante más de veinte años precisamente en el tratamiento de algunos tipos de cáncer / Fotografía: Pablo Hojas

El láser, tecnología clave para el desarrollo de estrategias terapeúticas

.

Bruce Tromberg, director del Laser Microbeam and Medical Program del Laser Beckam Institute de la Universidad de California (Irvine, EUA), ha participado en el Seminario de Light Sciences and Technologies for a New World con la conferencia Cancer Imaging with Light sobre la aplicación de la luz láser en la medicina. Precisamente es en el ámbito de la salud donde el uso de la luz centra actualmente muchas investigaciones biomédicas y se está convirtiendo en un elemento clave en el desarrollo de proyectos con aplicaciones clínicas.

.

UIMP-Santander / El profesor Tromberg desarrolla sus investigaciones basadas en la aplicación de estas tecnologías para optimizar las terapias contra el cáncer, con el objetivo de mejorar tanto la detección de la enfermedad como la gestión del tratamiento adecuado y la calidad de vida de los pacientes. “Esto incluye distinguir entre lesiones benignas y malignas, y la comprensión del impacto de las terapias”, ha dicho.

Las imágenes láser proporcionan información detallada de los tumores referida a la sangre, la grasa y la composición del agua

A diferencia de la mamografía, las imágenes láser proporcionan información detallada de los tumores referida a la sangre, la grasa y la composición del agua: “Podemos formar imágenes de alta resolución de las células y ver cómo interactúan los vasos sanguíneos proporcionando nutrientes a las células”, ha explicado, y ha añadido que “a medida que entendemos mejor cómo es la interacción entre la luz y los tejidos, podemos controlar y desarrollar nuevas estrategias terapéuticas”.

El profesor también ha recordado que el láser se ha empleado ya durante más de veinte años precisamente en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. “Cuando un láser se dirige al área del tumor, el medicamento se activa y las células cancerosas se destruyen”, ha asegurado. El tratamiento con quimioterapia antes de la cirugía es una estrategia que está creciendo para todo tipo de cánceres, “pero el problema -ha explicado- es que aproximadamente el 20% de los pacientes no responde a la quimioterapia y no podemos saber por qué”.

También ha afirmado que se están desarrollando técnicas con imagen láser “para que nos digan, desde muy pronto, cuándo un paciente está respondiendo a la terapia”. Este avance dará mucha más información sobre las células anormales y permitirá ahorrar dinero en tratamientos.

.

 

Share