Teléfonos inteligentes para mayores

Una red social vinculada a la ‘app’ permitirá, además, compartir experiencias y recibir asesoramiento en salud y actividad física

‘Smartphones’ que vigilan la salud de la gente mayor

.

UPC / Un equipo de investigadores de la UPC y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) trabajan en la creación de una aplicación para teléfonos móviles inteligentes (‘smartphones’) que ayuden a la gente mayor a tener conocimiento de su estado de salud y adquirir hábitos más saludables.

El equipo de investigadores desarrollando el proyecto / UPF
El equipo de investigadores desarrollando el proyecto / UPF

¿Cómo promover estilos de vida activos o comportamientos que mejoren la calidad de vida de las personas, especialmente de la población de edad más avanzada? Un equipo multidisciplinario, liderado por el investigador Miguel Àngel García, del grupo de Instrumentación Electrónica y Biomédica y vinculado al Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), ha apostado por el teléfono móvil para medir algunas variables fisiológicas, como son la actividad física y la variabilidad del ritmo cardíaco. Estos datos se integrarán, junto con otras variables, en una aplicación para teléfonos móviles (app) que aportará información sobre el estado fisiológico, cognitivo y anímico de las personas, a fin de que estas puedan actuar en consecuencia y mejorar su salud.

Para hacerlo posible, el profesor Miguel Àngel García afirma que primero “hay que lograr un objetivo básico: validar algoritmos capaces de medir variables fisiológicas y psicológicas, obtenidas tanto de manera no intrusiva a través de teléfonos móviles como través de tests cognitivos o cuestionarios sobre hábitos alimentarios”. Según el investigador, estos datos constituirán “los marcadores de salud y bienestar que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de personas en edad avanzada y que, más adelante, se podrían adaptar al resto de grupos de edad”.

El objetivo final del proyecto Desarrollo de marcadores de estilos de vida saludable para gente mayor basados en smartphones, que tendrá una duración de dos años, es desarrollar una aplicación para teléfonos móviles donde estén integrados los marcadores definitivos, que tenga una interfaz atractiva y diseñada con criterios de usabilidad para ser utilizada por personas a partir de los 60 años.

También participan en la iniciativa los investigadores Mireya Fernández y Juan Ramos, del Departamento de Ingeniería Electrónica de la UPC, junto con un equipo de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), liderado por Lluís Capdevila, coordinador del grupo consolidado de investigación en Estilo de Vida, Deporte y Salud.

.

Datos de movimiento y localización

Actualmente, el equipo de la UPC trabaja concretamente en el desarrollo, caracterización y validación del software especializado para la medida de la variabilidad del ritmo cardíaco (HRV) y la actividad física sobre dispositivos móviles, empleando sólo los sensores que ya incorporan los smartphones actuales, como por ejemplo, los acelerómetros. Estos dispositivos, que detectan el movimiento y también el giro y la rotación de la pantalla en función de la posición que se encuentra el teléfono, servirán para estimar la actividad física de la persona, tanto si lleva el teléfono móvil en el bolsillo, como en una bolsa o en el cinturón.

La información será complementada por los sensores de geolocalización (GPS) o de redes cercanas, los cuales facilitan datos que confirman si la persona se está moviendo, y no sacudiendo el dispositivo. También indican la localización del individuo en caso de emergencia y son capaces de detectar las caídas; esto aporta un grado más elevado de movilidad y, por lo tanto, de autonomía y confianza a los usuarios

.
Medir los latidos desde el móvil

Por otro lado, mediante la cámara y el flash de los teléfonos móviles inteligentes, se podrá hacer un análisis de la variabilidad del ritmo cardíaco (HRV). Esta es una técnica que mide el estado del sistema nervioso autónomo y del sistema cardiorespiratorio de manera no invasiva y muy precisa, y que está especialmente indicada para gente mayor, que es el grupo de edad con mayor probabilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Algunas de las aplicaciones disponibles al mercado ya aprovechan la cámara de los smartphones para evaluar el ritmo cardíaco o la actividad física realizada. Uno de los métodos más comunes es medir la modulación del pulso sanguíneo del dedo que tapa la lente de la cámara, iluminándolo intensamente con el flash. Un segundo método mide variaciones en la frente de la persona y las registra en el canal de vídeo.

La aplicación final incorporará estas y otras herramientas más sofisticadas de análisis de la señal para medir la variación del ritmo cardíaco latido a latido, en tiempo real, y detectar y evaluar si el estado de salud de la persona mejora o empeora. La novedad de la futura aplicación reside, precisamente, en que se basará en un software capaz de obtener resultados procedentes de datos de múltiples variables, pero integradas en una misma interfaz para hacer un seguimiento completo de la persona.

.

Dos premios y una ‘espín-off’

El proyecto es uno de los 26 seleccionados en la edición del programa RecerCaixa 2013, de impulso a la investigación científica de excelencia, al cual se presentaron 362 proyectos. El equipo constituido por científicos de la UPC y la UAB tiene una experiencia conjunta de ocho años en el desarrollo de aplicaciones y dispositivos móviles que miden, evalúan y hacen el seguimiento de variables vinculadas a estilos de vida saludables. En el año 2013 crearon el espín-off Health&SportLab, que el mismo año ganó el primer Premio Valortec de ACCIÓ de la Generalitat de Cataluña.
.

Una red social para un estilo de vida saludable

Una vez la aplicación para los smartphones esté disponible, los usuarios podrán compartir voluntariamente los resultados obtenidos o sus experiencias en una red social a través de Internet. En el mismo entorno, todo el mundo que esté registrado podrá recibir asesoramiento confidencial de expertos especializados o encontrar recomendaciones a través de lo que en inglés se denomina wellness coaching, un método de apoyo psicológico que ayuda a las personas a adquirir un estilo de vida focalizado en la salud y el bienestar tanto físico como anímico. A través de esta red, los investigadores quieren promocionar una buena dieta, la actividad física y la interacción social, los tres pilares fundamentales del envejecimiento saludable.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí