Casi las tres cuartas partes de los pacientes de cáncer estarían dispuestos a retrasar el tratamiento dos semanas o más para beneficiarse de la terapia personalizada basada en biomarcadores

La mayoría de los pacientes de cáncer estarían  dispuestos a retrasar el tratamiento para beneficiarse de una terapia personalizada

.

Serono, división de la compañía alemana Merck, con sede en Darmstadt (Alemania), ha anunciado hoy los resultados de una nueva encuesta multinacional acerca del grado de conocimiento y comprensión de los pacientes sobre la terapia oncológica personalizada basada en marcadores presentada en el Congreso ESMO 2012 (siglas en inglés de la Sociedad Europea de Oncología Médica).

Imagen: ESMO-2012

Esponsorizado  por Merck y realizado sobre varias indicaciones, el estudio reveló que, mientras la mayoría de pacientes encuestados querrían participar en las decisiones acerca de su tratamiento, casi la tercera parte (un 32%) de ellos desconocían que algunos cánceres disponen de tests capaces de determinar qué tratamiento es el más adecuado en su caso.

Los pacientes declararon también que estarían dispuestos a retrasar el inicio de su tratamiento para poder beneficiarse de una terapia dirigida, incluso si ello implicaba la repetición de una biopsia. Los resultados de la encuesta fueron dados a conocer en el programa de prensa oficial de ESMO.

En el caso de los pacientes con cáncer colorrectar metastásico (CCRm), la encuesta reveló que casi la mitad de ellos siguen sin saber que el test del biomarcador KRAS puede determinar si una terapia dirigida podría ser efectiva en su caso.

Asimismo, el 73% de los pacientes con CCRm estarían dispuestos a posponer el inicio del tratamiento en dos semanas o más (tiempo medio de espera para los resultados del test KRAS) para poder recibir una terapia dirigida efectiva. El 31% de los pacientes declararon incluso que estarían dispuestos a “esperar el tiempo que fuera necesario’. Casi las tres cuartas partes de los pacientes con CCRm encuestados (el 73%) estarían dispuestos a someterse a una nueva biopsia si esta se estimara necesaria.

“El test KRAS y otras pruebas con biomarcadores pueden ser beneficiosas en el manejo de los pacientes, y sería conveniente que estos tests se realizaran lo más pronto posible”, ha declarado la profesora Sabine Tejpar, de la Unidad de Oncología Digestiva del Hospital Universitario de Gasthuisberg, en Lovaina (Bélgica), autora principal del trabajo.  “Sin embargo, esta nueva encuesta revela que los pacientes con cáncer colorrectal metastásico tienen menos probabilidades de ser sometidos a un test con biomarcador y recibir una terapia dirigida en el momento del diagnóstico, que pacientes con otros tipos de cáncer. Esa situación puede conducir a un tratamiento subóptimo y a pruebas adicionales innecesarias, incluida la repetición de una biopsia, antes de que se prescriba una terapia dirigida apropiada en primera línea a estos pacientes.

.

Acerca del cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal (CCR) es el segundo cáncer más común en el mundo, tras el cáncer de mama. La mortalidad general por CCR varía en función de las prácticas de cribado locales y el estadio en que se diagnostica la enfermedad.

Cada año mueren unas 608.000 personas en el mundo por CCR, lo cual supone el 8% de todas las muertes por cáncer y la cuarta causa más común de muerte por cáncer.

Share