Terapias más personalizadas contra el cáncer de mama

El objetivo principal del proyecto será evaluar la conveniencia de aplicar ciertos tratamientos antes o después de una intervención quirúrgica.

Un nuevo proyecto europeo sobre biomarcadores para luchar contra el cáncer de mama

.

Acaba de ponerse en marcha un nuevo proyecto europeo sobre biomarcadores que se dedicará a lograr terapias más personalizadas contra el cáncer de mama. Si se lograse diseñar una terapia exclusiva para cada paciente se evitaría desperdiciar tiempo y esfuerzos en tratamientos ineficaces.

El proyecto RESPONSIFY («Biomarcadores basados en el genoma para lograr pruebas de diagnóstico molecular validadas aplicadas a la predicción de la respuesta en el cáncer de mama»), financiado con cerca de 6 millones de euros mediante el tema «Salud» del Séptimo Programa Marco (7PM), reúne a investigadores de Bélgica, Francia, Alemania, Suecia, Suiza y Reino Unido.

Los socios trabajarán en el desarrollo de nuevos ensayos de biomarcadores capaces de indicar cuándo y cómo afecta un tratamiento determinado a un paciente concreto, lo que facilitará en gran medida la predicción de la respuesta.

El objetivo principal del proyecto será evaluar la conveniencia de aplicar ciertos tratamientos antes o después de una intervención quirúrgica. A menudo es necesario determinar qué terapia es la más adecuada para un paciente antes de que éste se someta a una extirpación, pero en la mayoría de los casos de cáncer de mama sólo se puede determinar una terapia tras analizar el tumor extraído. No obstante, que esta sea la forma de tratamiento más generalizada no significa que sea la mejor para todo el mundo. El tratamiento previo a la cirugía, denominado «neoadyuvante», se aplica para reducir el tumor antes de pasar a quirófano para la extracción de lo que hubiese quedado de él.

El profesor Carsten Denkert, del Charité-Universitätsmedizin de Berlín (Alemania), entidad coordinadora del proyecto, comentó: «La terapia neoadyuvante permite observar de forma inmediata el efecto de la terapia sobre el tumor. Así es posible decidir con mayor acierto qué biomarcadores son los adecuados para dirigir la terapia.»

El equipo utilizará distintas estrategias genómicas para identificar y caracterizar nuevos biomarcadores y validar otros de proyectos anteriores. Las estrategias basadas en el genoma aprovechan técnicas moleculares nuevas como la secuenciación de genoma completo de nueva generación, la epigenética, el análisis de expresión de genes y exones así como los arrays de quinoma, la proteómica in situ y la reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (qPCR) mediante el empleo de tejidos fijados en formol e introducidos en parafina (FFPE).

Al integrar en los protocolos clínicos normales información sobre la predicción de la respuesta de distintos tipos de cáncer y metodologías en ensayos de biomarcadores destinados a terapias dirigidas, los investigadores pueden avanzar en la individualización de las terapias contra el cáncer basadas en ensayos con biomarcadores normalizados. Como condición previa a su comercialización será necesario que los socios industriales y las PYME participantes en el proyecto los desarrollen.

Los resultados del proyecto se presentarán en un sistema de integración y procesamiento de datos basado en web. Normalizar la integración de datos de ensayos clínicos y resultados de biomarcadores en un sistema facilita el acceso a información útil para sucesivas pruebas clínicas con biomarcadores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa de que el cáncer de mama es el más común entre las mujeres de todo el mundo tanto desarrollado como en vías de desarrollo.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí