Test preventivo de fractura ósea

Un sencillo test permite prever el riesgo de fractura ósea por osteoporosis durante los próximos diez años

.

Se trata de un test sencillo y validado, llamado FRAX, que promociona la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que los profesionales de medicina puedan pasar a las pacientes a través de Internet o recomendar que se lo autoadministren ellas mismas.

El estudio, que ha adaptado la herramienta a la población del Estado español, demuestra que es efectiva para prevenir el riesgo de osteoporosis durante diez años en mujeres mayores de 40 años.

La osteoporosis es la enfermedad ósea más prevalente y afecta más a las mujeres que a los hombres, en una proporción de cuatro mujeres por un hombre.

[blocktext align=”left”]En España, en 2010, hubo cerca de 50.000 fracturas de cadera en hombres y mujeres mayores de 50 años

En España, en 2010, hubo cerca de 50.000 fracturas de cadera en hombres y mujeres mayores de 50 años. La enfermedad tiene unos costes estimados de 780 millones de euros al año.

El hecho de poder prever en mujeres mayores de 40 años el riesgo de fractura ósea como consecuencia de la osteoporosis es básico para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y para reducir los costes sanitarios.

Desde 2007, la OMS puso en marcha una herramienta informática llamada FRAX , disponible en veinte idiomas, que permite prever el riesgo de sufrir una fractura ósea en los diez años posteriores a la administración del test.

Ahora, un estudio realizado por investigadores del IDIAP Jordi Gol ha analizado la efectividad de esta herramienta, después de haberla adaptado a la población femenina. Los investigadores habían evaluado el riesgo de osteoporosis de 2.000 mujeres, usando el test FRAX, y posteriormente les han hecho un seguimiento de diez años —durante los cuales han registrado las fracturas óseas que sufrían— para comprobar si las predicciones de la herramienta eran correctas.

Para Rafael Azagra, investigador del IDIAP, colaborador como docente en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UIC, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y coordinador del estudio, “la herramienta, una vez adaptada a nuestra población, se ha mostrado efectiva, en tanto que permite identificar por un lado las mujeres con riesgo bajo (que en un 5-10 % sufrirán una fractura por fragilidad) y, por el otro lado, las mujeres con riesgo alto (que sufrirán una fractura por encima del 20 % de los casos). A partir de este test calibrado, se pueden detectar desde las consultas de atención primaria a las mujeres que presentan un riesgo alto o intermedio de fractura debida a osteoporosis y son éstas las que deberían hacerse una densitometría para completar el estudio de la salud de sus huesos”.

.

La osteoporosis

La osteoporosis es la enfermedad ósea más prevalente en nuestra sociedad y afecta especialmente a las mujeres, en una proporción de 4:1 respecto a los hombres. Su consecuencia principal es la fractura ósea por fragilidad. Además, cabe recordar que la osteoporosis es una causa importante de discapacidad y dependencia, y que supone un incremento de la mortalidad, especialmente en las personas mayores que son las más vulnerables.

De hecho, el Dr. Azagra recuerda que “la mayor concentración de calcio en los huesos se produce en la década de los 20 a los 30 años y, en cambio, el momento más delicado en la pérdida de esta concentración de calcio se produce a partir de la menopausia”.

Es importante evitar factores que son tóxicos para el hueso, como el consumo de alcohol y de tabaco

La buena salud ósea se determina por factores genéticos y por factores ambientales, por lo tanto, es importante evitar factores que son tóxicos para el hueso, como el consumo de alcohol y de tabaco, y también lo es mucho hacer ejercicio físico con regularidad y mantener estilos de vida saludables. Cada vez es mayor la preocupación por la salud ósea y por este motivo la adaptación de la herramienta FRAX de la OMS para prever la incidencia de nuevas fracturas en mujeres se convierte en una pieza clave para su prevención.

“Por ello —concluye el Dr. Rafael Azagra— el estudio que hemos realizado ha permitido conocer cuáles son las mujeres que tienen un riesgo mayor de sufrir osteoporosis y futuras fracturas y, por tanto, cuáles son las que deberían cambiar sus hábitos o estilos de vida, y qué las que deberían iniciar el tratamiento con medicamentos específicos para la osteoporosis”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí