El enorme prestigio de Newton hizo que la teoría ondulatoria de Huygens quedara desacreditada y cayera en el olvido / Imagen de Titán obtenida en infrarrojo por la misión Cassini/Huygens.

Tal día como hoy… 25 de marzo de 1655, Christiaan Huygens descubría Titán

.

El 25 de marzo de 1655, Christiaan Huygens descubría Titán, el mayor de los satélites de Saturno. Sin incluir a la Luna como satélite de la Tierra, Titán fue el quinto satélite descubierto, después de Ío, Europa, Ganímedes y Calisto, los cuatro satélites de Júpiter descubiertos por Galileo en 1610. Es el segundo mayor satélite del sistema solar –después de Ganímedes-, está compuesto básicamente de hielo y material rocoso, con lagos de hidrocarburos líquidos en las regiones polares. En su superficie se han detectado también posibles criovolcanes.

.

Redescubrió el anillo de Saturno, que Galileo había localizado previamente, si bien no había conseguido determinarlo; y su satélite Titán

CV / Christiaan Huygens (1629-1695) fue un matemático, físico y astrónomo neerlandés. Hijo de un culto diplomático holandés, tuvo una formación científica de primer orden. No solo por sus estudios de matemáticas y derecho en la Universidad de Leyden, sino por las relaciones y amistades que mantuvo. Durante su juventud, conoció a Descartes y a Mersenne, en ambos casos a través de su padre. Posteriormente, y siguiendo la tradición familiar de la carrera diplomática, conoció en sus largas estancias en el extranjero a Pascal, a Newton, a Boyle y a un joven Leibniz, convirtiéndose en mentor de este último e instruyéndole en física y matemáticas. Fue también un gran amigo de Spinoza, con el cual construyó lentes para sus propios telescopios.

Redescubrió el anillo de Saturno, que Galileo había localizado previamente, si bien no había conseguido determinarlo; y su satélite Titán, que motiva esta entrada de hoy. Lo estuvo siguiendo durante varios meses, para estar seguro de su período y de su órbita, antes de anunciarlo públicamente el año siguiente, en 1656. Estudió también la nebulosa de Orión. La primera mención escrita a la «linterna mágica» la realizó Huygens en 1659, junto a un diseño de placas concebido para crear, mediante superposiciones, la proyección de imágenes.

.

Disputas de Huygens con Newton

En su momento mantuvo serias disputas con Newton. Muy crítico con la Ley de Gravitación Universal –que por otro lado, entendía perfectamente- la gran disputa Huygens con Newton fue a propósito de la naturaleza de la luz. Newton había postulado una teoría corpuscular según la cual la luz se componía de diminutas partículas materiales. Huygens rechazaba de plano este planteamiento y propuso la teoría ondulatoria, según la cual ésta consistiría en un fenómeno ondulatorio, es decir, la luz eran ondas; ondas electromagnéticas que forman un campo eléctrico que genera a su vez un campo magnético, y viceversa. A partir de esta teoría explicó los fenómenos de reflexión, de refracción y de doble refracción.

El enorme prestigio de Newton hizo que la teoría ondulatoria de Huygens quedara desacreditada y cayera en el olvido

El enorme prestigio de Newton hizo que la teoría ondulatoria de Huygens quedara desacreditada y cayera en el olvido. No fue hasta casi dos siglos después que Thomas Young la retomó y fue adoptada por toda la comunidad científica. Huygens vencía a Newton doscientos años después de sus disputas. Aunque en realidad, la cosa no acabó aquí.

En la actualidad, la luz se considera una radiación electromagnética formada por partículas elementales, fotones, cuya naturaleza se explica por la dualidad onda-corpúsculo. Es decir, dependiendo de cómo la observemos, la luz se manifiesta como una onda o como una partícula, sin que estos dos estados se excluyan, sino que son complementarios.

Quizás habría que decir, pues, que la partida entre Newton y Huygens acabó en tablas. O mejor, que está actualmente en situación de tablas, porque no sabemos si ha concluido.

.