Juntos lanzan una campaña de concienciación sobre la importancia de que entre todos contribuyamos a evitar el calentamiento global y la degradación del planeta

Axpo, la Universidad Complutense y el Club de Rugby Complutense Cisneros hacen un ‘placaje al cambio climático’

.

Bajo el título ‘Haz un placaje al cambio climático’, la multinacional energética suiza Axpo, la Universidad Complutense y el Club de Rugby Complutense Cisneros lanzan una campaña de sensibilización con el objetivo de concienciar sobre la importancia de que entre todos contribuyamos a evitar el calentamiento global y la degradación del planeta.

.

Impedir que el planeta siga sufriendo está en nuestras manos. Desde pequeños gestos diarios en materia de gestión de residuos, uso consecuente de la energía o despilfarro de agua

UCM / La iniciativa persigue que todos los ciudadanos, y especialmente las pequeñas y medianas empresas, implementen un conjunto de buenas prácticas que reduzcan el impacto de sus actividades en el medioambiente y contribuyan a frenar el calentamiento global.

Para ello, los niños del Club de Rugby Complutense Cisneros han colaborado como embajadores en la edición de una serie de vídeos con mensajes que pretende acercar a personas y a empresas al hecho de que todo suma para “placar” este problema.

Impedir que el planeta siga sufriendo está en nuestras manos. Desde pequeños gestos diarios en materia de gestión de residuos, uso consecuente de la energía o despilfarro de agua, hasta otras propuestas de mayor calado dirigidas a pequeñas y medianas empresas, como el uso de energías limpias o la adopción de medidas en materia de eficiencia energética para, no solo reducir el consumo energético, sino también como fórmula para optimizar los procesos productivos y mejorar la posición competitiva de sus negocios.

.

La campaña, disponible en la página web, incluye además un decálogo de buenas prácticas para que la actividad empresarial tenga el menor impacto posible en el medio ambiente:

  1. Contratación de energía verde para el suministro eléctrico con certificación.
  2. Eficiencia energética: uso de iluminación LED, de electrodomésticos y equipos electrónicos de la clase energética más alta; buen mantenimiento de los sistemas eléctricos…
  3. Implantación de sistemas de gestión ambiental y sensibilización de los trabajadores.
Incluye un decálogo de buenas prácticas para que la actividad empresarial tenga el menor impacto posible en el medio ambiente
  1. Cambio de hábitos de consumo: Desconectando aparatos eléctricos que no se estén utilizando.
  2. Climatización: Regulando el termostato entre 19º y 21º en invierno y entre 24º y 26º en verano.
  3. Residuos: Implantación de una correcta política de reciclaje.
  4. Implicando a los clientes y empleados a través de campañas y promociones de sensibilización.
  5. Favoreciendo el aislamiento térmico: La existencia de un correcto aislamiento térmico puede llegar a reducir el consumo energético hasta en un 30%.
  6. Consumo de agua de forma responsable.
  7. No consumiendo energía que no se necesita.