La tormenta creció tanto que si se encontrase en la Tierra cubriría toda Europa

Atmósfera agitada en Saturno

.

NASA/JPL-CALTECH/SSI/HAMPTON UNIVERSITY

ESA / Esta imagen de la sonda Cassini (NASA-ESA-ASI) muestra el albor de una gran tormenta en Saturno. Este evento empezó a formarse en diciembre de 2010, y aquí podemos ver el aspecto que tenía el 6 de marzo de 2011. El frente de la tormenta se encuentra a la izquierda de la imagen, donde se puede distinguir una mayor turbulencia representada en color blanco. En el centro se aprecian las huellas de un vórtice que se está empezando a formar. Los colores se han alterado para estudiar los procesos de la meteorología saturnina. El blanco indica las cotas de nubes más altas. Para el ojo humano, esta tormenta se vería como un área brillante sobre un fondo amarillo.

La sonda midió la temperatura de la tormenta, y detectó un rápido incremento cuando se empezó a liberar energía en la atmósfera. La tormenta creció tanto que si se encontrase en la Tierra cubriría toda Europa. Las perturbaciones atmosféricas de esta magnitud se producen una vez al año en Saturno, el equivalente a unos 30 años terrestres. Este evento sorprendió a los científicos, ya que se produjo durante la primavera del hemisferio norte y no durante el verano, que es la temporada más típica para las tormentas.