Encefalograma. FOTO: UN

Con encefalograma medirán cómo percibe el audio el ser humano

Ciencia Colombia

.

A través de un encefalograma portátil se podrán evaluar los pensamientos de una persona que esté escuchando algún sonido, con el fin de analizar cuáles zonas del cerebro se activan.

.

UN/DICYT – Así lo determinó el docente Julio César García, director del laboratorio Propela, de la U.N. Sede Manizales, al asegurar que las pruebas para medir la calidad del audio son muy relativas, pues para algunas personas cierto ruido puede ser creativo, artístico o invasivo.

Medirán las reacciones del cerebro frente a la percepción de la voz cuando es masculina o femenina, o si es la melodía la que activa un hemisferio u otro

“Un ruido que es armonioso para unas personas, para otras puede ser todo lo contrario. Para medir eso, no solo podemos remitirnos a llenar un cuestionario sobre la experiencia individual, sino que con ayuda de la tecnología, en este caso un encefalograma portátil que adquirimos, alcanzaríamos esas primeras evaluaciones”, explicó el docente. Al citar al científico Thomas Wiegand, presente en un congreso al que él asistió en Berlín, aseguró: “hay que buscar la forma de leer el pensamiento humano”.

Al respecto, Santiago Ordóñez, estudiante de maestría, detalló que la prueba implica diferentes tipos de archivo que posibilitan establecer, a través de 16 canales, las reacciones del cerebro frente a la percepción de la voz cuando es masculina o femenina, o si es la melodía la que activa un hemisferio u otro.

“Hasta ahora hemos conocido que cuando es una canción, ambos hemisferios del cerebro se activan; pero queremos ir más allá, por ejemplo, saber si una persona le presta más atención a la voz o a la melodía”, indicó el joven que está al frente del diseño de la metodología de evaluación de equipos de audio que hacen parte de la investigación.

Los antecedentes

El proyecto, seleccionado por el DIMA para ser financiado, busca definir bajo criterios objetivos y perceptibles los contenidos que llegan a través de Youtube, Netflix y Google, entre otras redes.

En un mes comenzará la segunda fase del proyecto, que pretende medir la calidad de la experiencia en redes multimedia

Según los investigadores, el objetivo es observar una imagen que puede ser borrosa, estar desenfocada o tener rayones. No obstante, desde lo perceptual, esto puede generar en una persona sensación de agrado o desagrado.

En sus inicios, que se remontan al 2013, el grupo de investigadores, que también involucra al semillero de estudiantes que diseñó un dispositivo portátil para recepcionar música de plataformas on line, comenzó indagando por las imágenes, cuyo eje era la telemedicina y basados en la idea de que un buen o mal diagnóstico médico depende básicamente de lo que se ve. “Trabajamos con imágenes de reconocimiento de rostros, microscopía y termografía, esta última en coordinación con el docente de la Universidad Javeriana de Cali, Hernán Benítez, quien nos mostró que la cámara varía según las condiciones climáticas”, describió el docente.

El profesor, que inició la investigación en el marco de su tesis doctoral en la evaluación de la calidad en imágenes, sobre la etapa auditiva en que se hallan, afirmó: “sabremos qué es lo que motiva a las personas a evaluar mal o bien la calidad de una reproducción musical y así definir los criterios para optimizar el desempeño de los equipos multimedia.

Empresas como Google, Youtube, y otras, como las que prestan servicios públicos, por ejemplo, deben ser objeto de una evaluación que dé cuenta de cómo son recibidos sus contenidos por el usuario, más allá de lo técnico”.

Al respecto, el director de Propela manifiesta: “igual, sea la tecnología que usemos, siempre irán acompañadas de una encuesta tal como lo requiere la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU)”.

En un mes comenzará la segunda fase del proyecto, que pretende medir la calidad de la experiencia en redes multimedia.

.