A mediados de 2016 está previsto tener el primer prototipo industrial del sensor / Istockphoto. @Luchschen

La UAB y Devicare colaboran para el tratamiento de unas enfermedades minoritarias

.

En el marco del proyecto DIGITAL, desarrollarán un biosensor para monitorizar a diario y desde el domicilio el nivel de amonio de los pacientes con Trastornos del Ciclo de la Urea.

.

UAB / El Grupo de Sensores y Biosensores del Departamento de Química de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), liderado por el Dr. Julián Alonso, ha firmado un convenio de colaboración con la empresa Devicare, ubicada en el Parc de Recerca UAB, para desarrollar un biosensor para monitorizar el nivel de amonio en los pacientes con trastornos del ciclo de la urea (TCU), un conjunto de enfermedades congénitas del metabolismo que causan problemas con la eliminación de residuos del cuerpo en la orina.

Consideradas enfermedades raras, estudios científicos sitúan su incidencia en uno de cada 25.000-50.000 recién nacidos

Los TCU derivan de una anomalía, cualitativa o cuantitativa, de una de las seis enzimas que participan en la síntesis de la urea y que supone una acumulación de amoníaco en el organismo que puede causar graves daños en el sistema nervioso. Consideradas enfermedades raras, estudios científicos sitúan su incidencia en uno de cada 25.000-50.000 recién nacidos, aunque esta estimación podría ser a la baja, ya que muchos afectados mueren antes de ser diagnosticados.

“El diagnóstico precoz, un seguimiento adecuado y un tratamiento eficaz son de vital importancia para prevenir la mortalidad infantil y los trastornos neurológicos de este tipo de enfermedades”, explica Giuseppe Giovinazzo, coordinador del proyecto con la UAB en la empresa Devicare. Por ello, con este proyecto pretenden desarrollar un biosensor que permita controlar la cantidad de amonio en pacientes ya diagnosticados, para facilitar su seguimiento y autocontrol en el domicilio, sin tener que desplazarse al hospital a menudo, y evitar así complicaciones que puedan derivar en una grave alteración neurológica.

El Grupo de Sensores y Biosensores de la UAB se encargará del desarrollo del sensor y la empresa Devicare creará la plataforma hardware de telemedicina para monitorizar el paciente. A mediados de 2016 está previsto tener el primer prototipo industrial del sensor.

El desarrollo de este biosensor se enmarca en el proyecto DIGITAL, una iniciativa público-privada que surge para dar respuesta a la necesidad médica y social de mejorar los métodos de diagnóstico, seguimiento y tratamiento de pacientes con enfermedades genéticas asociadas a errores congénitos del metabolismo (ECM) incluidas en programas de cribado neonatal y otras enfermedades raras metabólicas.

Concretamente, el proyecto pretende mejorar los actuales métodos de diagnóstico genético neonatal, desarrollar biosensores que faciliten el seguimiento de los pacientes diagnosticados e identificar tratamientos innovadores. Con una duración de tres años, lo integran, además de Devicare, las empresas Enzymlogic, qGenomics y Minoryx, la Universidad de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra.

Esta iniciativa de I+D+i cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad, que aporta 1,1 millones de euros para financiar su desarrollo a través del programa Retos-Colaboración 2014.

.