En total se evaluó a 1 000 individuos, por lo que según los autores se trata del mayor estudio realizado hasta ahora sobre Facebook.

«El uso de Facebook puede convertirse en una costumbre inconsciente»

.

Facebook ha cambiado la forma en la que se comunican las personas que utilizan esta red social para conectarse con amigos y familiares, participar en juegos e informarse de las noticias a diario. Cabe preguntarse cuánto tiempo al día dedica a Facebook cada usuario.

Un estudio realizado recientemente en Suecia indica que, de media, los usuarios de esta red le dedican 75 minutos a diario (81 minutos las mujeres y 64 los hombres). Según los datos recabados, los colectivos con nivel educativo bajo y los de renta baja cuyos integrantes dedican más tiempo a Facebook son también los menos felices y satisfechos con su vida.

Además, este estudio dirigido por la Universidad de Gotemburgo ha sacado a relucir un vínculo significativo entre el tiempo gastado en Facebook y el bienestar que se produce sólo entre las mujeres y no entre los hombres.

En total se evaluó a 1 000 individuos, por lo que según los autores se trata del mayor estudio realizado hasta ahora sobre Facebook. La información disponible sugiere que este portal conforma costumbres; de hecho, el 85 % de los encuestados aseguraron que se ha convertido en un componente de su vida diaria. Casi el 50 % de los encuestados aseguraron que sin Facebook no les resultaría tan sencillo mantenerse al tanto de las últimas noticias y acontecimientos. Cerca de 25 % afirmó que se sentiría raro si no entrara en Facebook con regularidad.

«Del estudio se desprende que Facebook se utiliza como una herramienta de conexión con amigos y familiares, y también como un escaparate personal en el que los usuarios muestran sus mejores virtudes», aseguran los autores del estudio. «Pero eso también plantea un peligro. Cuando los usuarios comparan su vida con la de otros que en apariencia gozan de una carrera profesional más próspera y de una relación sentimental feliz, pueden sentir que no han alcanzado el mismo grado de éxito.»

El promedio diario de veces que los encuestados entran en Facebook es 6,1; el 70 % lo hace nada más arrancar el ordenador. Más de dos tercios de los encuestados jóvenes utilizan Facebook como pasatiempo. El 38 % de los encuestados publica información negativa en las actualizaciones de su estado. Más del 50 % de los individuos encuestados utilizan Facebook para divulgar información y conocimientos.

«El uso de Facebook puede convertirse en una costumbre inconsciente», apuntó Leif Denti, doctorando de la Universidad de Gotemburgo y coordinador del estudio. «La mayoría de los encuestados entra cada vez que abre un buscador de Internet. Puede llegar a convertirse incluso en una adicción.»

El 33 % de los hombres aseguró provocar a los demás en Facebook, por un 20 % de las mujeres. Cerca de 25 % de los encuestados reconocieron utilizar esta red para fanfarronear.

«Facebook es una herramienta social que se usa, claramente, para gestionar las relaciones con amigos y familiares», apuntó Denti. «Pero sus usuarios no escriben cualquier cosa; la mayoría de los contenidos divulgados guarda relación con grandes acontecimientos, novedades agradables y estados de ánimo positivos. Sólo el 38 % divulga emociones y noticias negativas.»