Las células óseas desempeñan una función importante en el metabolismo

Una colaboración entre Europa, India, Brasil y Estados Unidos desvela los secretos del esqueleto humano

.

INTERBONE contribuyó a formar a una nueva generación de especialistas óseos en seis universidades importantes de todo el planeta. Los resultados del proyecto ofrecieron información nueva sobre las interacciones entre el tejido óseo y otros tipos de tejidos y facilitarán la cooperación internacional en este ámbito.

.

Cordis / Nadie duda de la complejidad que supone desentrañar los mecanismos biológicos complejos como la interacción entre las células, las matrices y los sistemas óseos. Las células óseas desempeñan una función importante en el metabolismo, regulando la salud y ofreciendo protección ante enfermedades, pero aún no se sabe a la perfección el modo en el que lo logran. La profesora Anna Maria Teti, investigadora del Departamento de Medicina Experimental de la Universidad de L’Aquila (Italia), dirigió el proyecto INTERBONE durante tres años con la intención de fomentar la cooperación entre científicos jóvenes y así desentrañar este misterio.

El equipo ofreció información inédita sobre las interacciones entre el hueso y otros tejidos pertinentes para tres ámbitos clave de la salud 

Gracias a los más de 230 000 euros de financiación aportados por la Unión Europea y a la colaboración de seis universidades de Países Bajos, Italia, Brasil, India y Estados Unidos, el equipo multidisciplinario de veinte científicos de la profesora Teti, ofreció información inédita sobre las interacciones entre el hueso y otros tejidos pertinentes para tres ámbitos clave de la salud, a saber, el metabolismo energético; el desarrollo de la leucemia; y la sanación de fracturas, la regeneración de tejidos y los implantes ortopédicos biocompatibles. La investigación se valió de algunos descubrimientos previos y varios experimentos in vitro e in vivo.

© Thinkstock

© Thinkstock

«Nuestros científicos publicaron en revistas de primer orden como Nature y Cell», explicó la profesora Teti. «Los resultados sacaron a la luz, entre otros datos, una función relevante de la lipocalina-2 en la pérdida de hueso, una función similar del metabolismo energético, la importancia de la desregulación de células osteoprogenitoras en la leucemogénesis, la estrecha relación entre las células óseas y las células endoteliales en la descarga esqueletal que merma la osteogénesis y la osteointegración mejorada de biomateriales nuevos en el proceso de sanación ósea».

La profesora Teti insiste en que estos logros no habrían sido posibles sin el interés del proyecto por fomentar los intercambios de personal, las actividades de formación y la creación de redes, actividades todas ellas orientadas hacia la creación de puentes sólidos y duraderos entre Europa y otras regiones del planeta. «Ha sido una experiencia fructífera para los científicos en formación y los investigadores principales. Nos propusimos elevar el conocimiento, las capacidades técnicas y los enfoques intelectuales a un nivel superior para poner en marcha estudios multidisciplinarios nuevos y de mayor complejidad. Disfrutamos de esta oportunidad para reforzar colaboraciones preexistentes y crear otras nuevas».

Los científicos participantes en el proyecto de tres años reforzaron sus conocimientos y capacidades, en concreto en los ámbitos de la creación de modelos animales, los ensayos in vitro e in vivo, la biología endotelial y la comunicación entre células óseas y hematopoyéticas, la comunicación entre comunicación entre células óseas y endoteliales en condiciones de descarga y, por último, en el empleo de biomateriales innovadores para mejorar la osteointegración y la sanación de fracturas.

Si bien el proyecto ya ha llegado a su fin, el consorcio se plantea reforzar la colaboración aún más, probablemente mediante un programa de intercambio similar al realizado hasta ahora. A largo plazo, el conocimiento acumulado por INTERBONE en relación a la osteoporosis por desuso, la leucemogénesis y la sanación de lesiones ofrecerá grandes beneficios a los pacientes.

.

Fuente:

Basado en una entrevista a la profesora Anna Maria Teti de la Universidad de L’Aquila (Italia) y coordinadora del proyecto INTERBONE.

.