La parada cardíaca súbita es la causa del 20% de las muertes en Europa, actualmente las tasas de supervivencia son sólo de entre el 5 y el 20%

Se inicia el Proyecto ESCAPE-NET

.

Del 17 al 19 de enero tiene lugar en Amsterdam el kick-off meeting del proyecto ESCAPE-NET (European Sudden Cardiac Arrest network: towards Prevention, Education and New Treatment), un proyecto del programa Horizon 2020 de la Unión Europea, del área de Medicina Personalizada y dentro del ámbito de la parada cardíaca súbita.

.

IMIM / El proyecto está coordinado por el Academisch Medisch Centrum de la Universidad de Amsterdam y participan un total de 16 equipos científicos de toda Europa, entre ellos el grupo de investigación en Farmacología de Sistemas del Programa de Informática Biomédica del IMIM y UPF coordinado por el Dr. Jordi Mestres. Este grupo aportará al proyecto su experiencia y pericia en el campo de la predicción del mecanismo de acción y la seguridad de fármacos y participará en el desarrollo de una puntuación de riesgo de parada cardíaca súbita personalizada a partir del análisis individual de quimio y biomarcadores asociados a la arritmia cardíaca.

ESCAPE-NET une equipos científicos, que han creado grandes cohortes de población, dedicados a la investigación de la parada cardíaca súbita

La parada cardíaca súbita es la causa del 20% de las muertes en Europa, actualmente las tasas de supervivencia son sólo de entre el 5 y el 20%, por lo tanto hay una gran necesidad de mejorar la prevención y su tratamiento. Hasta ahora estos esfuerzos se han visto obstaculizados por la falta de grandes cohortes de pacientes con información detallada de esta enfermedad.

ESCAPE-NET une equipos científicos, que han creado grandes cohortes de población, dedicados a la investigación de la parada cardíaca súbita, con la intención de explotar al máximo los datos disponibles y poder mejorar la gestión de esta enfermedad. Para conseguir este objetivo tienen prevista la construcción de una base de datos única y creciente, de más de 100.000 muestras de ADN, que incluirá más de 20.000 muestras de pacientes que han sufrido una parada cardíaca súbita.

Combinando las bases de datos Europeas y las infraestructuras existentes, identificarán los factores de riesgo (heredados, adquiridos, ambientales) y las estrategias de tratamiento de primera respuesta que pueden explicar las diferencias en la incidencia de la enfermedad y la supervivencia entre los diferentes países. Mediante la colaboración con redes profesionales, como la European Heart Rhythm Association, y el European Resuscitation Council, se trabajará para traducir los resultados en cambios en la práctica clínica y la incidencia en las políticas sanitarias europeas para los pacientes con riesgo de parada cardíaca súbita.

.