Vacunas personalizadas para el cáncer encefálico

Tratamientos del cáncer personalizados y específicos

.

Gracias a la financiación aportada por la Unión Europea se ha puesto en marcha un ensayo clínico destinado a comprobar si el uso de vacunas desarrolladas de forma específica según las necesidades de cada paciente puede propiciar un incremento en las tasas de supervivencia.

.

Gracias a un ambicioso proyecto financiado por la Unión Europea se están desarrollando vacunas personalizadas para tratar a pacientes con glioblastoma, esto es, uno de los tipos más virulentos de cáncer encefálico. Los ensayos clínicos, que acaban de comenzar, brindarán a los investigadores un mayor grado de conocimiento sobre las formas más idóneas de abordar tumores específicos.

El proyecto GAPVAC es la primera iniciativa dotada con fondos de la UE destinada a desarrollar vacunas personalizadas para tratar este tipo de cáncer encefálico. Dado que los tratamientos disponibles en la actualidad apenas inciden en la tasa de supervivencia general, existe una acuciante necesidad de mejorar la asistencia que reciben estos pacientes.

En el proyecto GAPVAC se identificarán y seleccionarán mutaciones celulares concretas a fin de desarrollar tratamientos específicos para cada paciente

A día de hoy, dicha asistencia se basa en ajustar el tratamiento del paciente a los medicamentos existentes. En cambio, en el proyecto GAPVAC se identificarán y seleccionarán mutaciones celulares concretas a fin de desarrollar tratamientos específicos para cada paciente. Sus investigadores están inmersos en el proceso de recopilación de valiosa información genética recabada entre un conjunto de pacientes con glioblastoma.

La selección de los primeros pacientes para este ensayo se puso en marcha en los hospitales universitarios de Heidelberg y de Tubinga, (Alemania). Los investigadores identificarán genes expresados en tumores, péptidos presentes en los receptores del antígeno leucocitario humano (HLA) y mutaciones cancerígenas específicas y determinarán la capacidad del sistema inmunitario para preparar una respuesta frente a diversos antígenos.

Una vez recabada toda esta información, los miembros del proyecto administrarán a los pacientes dos «cócteles» de vacunas. El primero se compondrá de una selección de péptidos escogidos de forma personalizada a partir del perfil específico del tejido tumoral en concreto y de la capacidad del sistema inmunitario de cada paciente para inducir una respuesta frente a los objetivos seleccionados. La segunda vacuna se basará en un análisis genético del paciente e incidirá principalmente en las mutaciones que se producen en el tejido cancerígeno sin afectar a los tejidos sanos.

[blocktext align=”left”]Los investigadores creen que las terapias personalizadas de esta naturaleza derivarán en tratamientos más eficaces y menos agresivos para las células sanas

El comienzo de la fase de ensayos clínicos con pacientes supone todo un logro de GAPVAC en el desarrollo de tratamientos personalizados contra el cáncer. Cada vez más, los investigadores creen que las terapias personalizadas de esta naturaleza derivarán en tratamientos más eficaces y menos agresivos para las células sanas. De hecho, una de las metas clave del proyecto consiste en demostrar que el uso de vacunas personalizadas es una alternativa práctica y viable y no sólo poner de manifiesto que los tratamientos individualizados favorecen un mejor control de las enfermedades e incrementan la tasa de supervivencia general.

«El ensayo cuenta con la combinación óptima de excelencia científica y un riguroso protocolo para una enfermedad con la que las estrategias demasiado simplificadas han fracasado en el pasado —afirmó el profesor Wolfgang Wick, director de la Clínica de Neurología de la Universidad de Heidelberg—. El planteamiento científico adoptado en este ensayo ofrece a todas las partes involucradas la oportunidad de obtener beneficios clínicos. Además, adquiriremos una gran cantidad de nuevos conocimientos que resultarán útiles para futuros trabajos relacionados con la inmunoterapia, lo que equiparará la precisión de ésta con la de la medicina genómica».

El consorcio de GAPVAC lo conforman catorce organizaciones de Europa y Estados Unidos y cuenta con un respaldo financiero por parte del 7PM (Séptimo Programa Marco) de la UE que asciende a 6 millones de euros. Los investigadores confían en que el trabajo llevado a cabo por el proyecto, una vez que éste haya concluido en el año 2017, abrirá la senda para el desarrollo de vacunas relacionadas con otros tipos de cáncer.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí