Ventajas de la jornada escolar continua

Cataluña y País Vasco son las dos CCAA más reacias a instaurar la jornada continua en primaria / Pixabay

La jornada continua de primaria en España gana terreno en una gran mayoría de CCAA, mientras que en Cataluña (y País Vasco), el Departamento de Educación ha defendido el horario partido tradicional, con dos horas o más de parada para la comida. Varias voces reclaman desde hace tiempo una reforma horaria que concentre las horas lectivas en las escuelas catalanas. Vemos cuatro experiencias a favor.

 

La Fundación Episteme ha presentado recientemente un seminario dedicado a la jornada continua con la participación de J. Jorge Sánchez (Sindicat de Professors de Secundària, aspepc·sps), Luna Font (Dret a Votar la Jornada Escolar) y los directores de dos escuelas de primaria que forman parte del programa piloto en Cataluña con horarios intensivos, Carme Teixidor (Escola Finestres) y Enric Naval (Escola Pau Vila). Entre los beneficios que señalan de instaurar una jornada continua en primaria se encuentran una mayor receptividad de los alumnos en el horario de mañana, una reducción de la fatiga y el estrés, más tiempo para pasar en familia, una mejor conciliación y una reducción del absentismo.

Actualmente, en España se produce una progresiva implantación de la continua. Siete comunidades autónomas (Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias, Extremadura, Islas Baleares, Murcia y Galicia), así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, han generalizado la implantación de la jornada continua para las etapas de educación infantil y primaria. En otras ocho, la jornada continua se incorpora de manera progresiva (Aragón, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Navarra, Madrid y La Rioja). Solo en Cataluña y País Vasco continúan apostando por la jornada partida.

 

J. Jorge Sánchez

J. Jorge Sánchez

Licenciado en Filosofía. Doctor en Humanidades. Catedrático de enseñanza secundaria. Miembro del (Sindicat de Professors de Secundària, aspepc·sps). Miembro del Patronato de la Fundación Episteme. Escritor de poesía y novela.

Su intervención se centró en la experiencia, que desde el Sindicato de Profesores (aspepc·sps) emprendieron para conseguir la jornada continuada en Secundaria. «Es difícil – avanzó como preámbulo- saber porqué se producen los cambios o las modificaciones que afectan a centenares, miles o millones de personas». Así, como ejemplo se refirió al hito de la jornada de 40 horas conseguido solo a partir de un determinado desarrollo económico. A pesar de la estrategia empleada desde el Sindicato de Profesores, no obstante, añadió que «la jornada continua en secundaria vuelve a estar, en cierto sentido, en peligro». La explicación, a su juicio, seria que una buena parte de ciertos grupos muy ideologizados creen que el distintivo en la enseñanza catalana tiene que ser la jornada partida. Por lo tanto, «ideología».

Una buena parte de ciertos grupos muy ideologizados creen que el distintivo en la enseñanza catalana tiene que ser la jornada partida. Por lo tanto, «ideología»

Sobre las razones fundamentales por las cuales aspepc·sps defendió la jornada continua, J. Jorge Sánchez señaló los inconvenientes que presentaba la jornada partida, tales como la bajada de la atención y la receptividad de los alumnos en las horas posteriores del mediodía, tras el almuerzo; una mayor conflictividad concentrada en las primeras horas de la tarde entre docentes-alumnos y una disminución de la conciliación familiar, tanto para los profesores como para el alumnado. Su estrategia sindical pasó por dos fases.

Haciendo un repaso a los diferentes modelos que la enseñanza ha desplegado respecto a los horarios de la jornada lectiva «fue sobre todo con la implantación de la LOGSE (1990) que se generalizó la jornada partida (…). Nosotros desde el año 2002 que pedíamos la continua porque nos dimos cuenta que mejoraba el aprendizaje», apuntó el sindicalista. En este sentido y tras una campaña no muy exitosa, se encontraron que no todos los sindicatos compartían su visión, «no querían incluir la mesa reivindicativa e incluso algunos argumentaban que «pedir la continua era antipedagógico»». Por otro lado, hay sindicatos que piensan que la problemática de secundaria se soluciona con más recursos y ratios más bajas -dijo J. Jorge Sánchez-, que es una parte de la solución del problema, añadió, «pero de nada te sirve si los horarios no son razonables».

Algunos de los sindicatos que en principio se oponían, empezaron a cambiar de opinión y «ahora reconocen que funciona mejor el aprendizaje y la convivencia en los centros de secundaria con la jornada continua»

A partir del 2010-2011 su sindicato eligió una nueva estrategia que pasó por aislar a la continua del resto de temas y que también trataron de desideologizar. En segundo lugar, se ofreció un discurso alternativo al oficial, con argumentos, y optaron por trabajar con el profesorado para crear un estado de opinión favorable y comprometido. También pidieron entrevistas a alto nivel para abordar el tema directamente. Consiguiendo paralelamente con una presión desde abajo, consiguieron que 156 de los 486 centros pidieran la jornada intensiva. Como factor sumatorio vieron cierta posición compresiva de la entonces consejera de Enseñanza Irene Rigau, «quien había sido docente», quiso remarcar Sánchez. Y algunos de estos sindicatos que en principio se oponían, empezaron a cambiar de opinión y «ahora -puntualiza- reconocen que funciona mejor el aprendizaje y la convivencia en los centros de secundaria con la jornada continua».

 

Luna Font

Luna Font

Madre de dos hijos y miembro de la plataforma «Dret a Votar la Jornada Escolar«. Licenciada en Bellas Artes y con dos posgrados en Cultura Visual y Tutoría. Profesora de dibujo en secundaria. Actualmente, su dedicación principal es la maternidad combinada con media jornada en la docencia.

Como docente, Luna tiene una media jornada, hecho que combina con su maternidad, «mi primera dedicación» -remarcó- y esta media jornada no le permite conciliar del todo con un horario partido, según explicó. Forma parte de la plataforma Dret a Votar la Jornada Escolar, nacida en enero de 2021, para dar voz a muchas familias de Cataluña que se encuentran en esta situación. «Nosotros siempre ponemos en el centro al niño/a y a partir de sus necesidades pensamos que se tienen que repensar los horarios».

«Nosotros siempre ponemos en el centro al niño/a y a partir de sus necesidades pensamos que se tienen que repensar los horarios»

En estos momentos, su plataforma está en estrecha colaboración con las AMPAs (Asociaciones de Madres, Padres y tutores y tutoras legales del Alumnado) de Cataluña, de 21 de las 25 escuelas piloto catalanas que hacen horario continuado. Recientemente, «publicamos un comunicado conjunto donde se pedía al Departamento de Educación la publicación de los resultados de estas escuelas piloto y también la continuidad de la jornada continua. El departamento tenía previsto aplicar la reforma horaria». La propuesta implicaba empezar el horario escolar a las 9 de la mañana hasta las 12 del mediodía, con dos horas para la comida, para continuar con las horas lectivas hacia las 4 de la tarde y era extensiva para la totalidad de escuelas, incluidas aquellas que forman parte del plan piloto y aplican la continua y hasta en los institutos de secundaria, «con unos presupuestos históricos», dijo Luna, para poder implantar comedores y cantinas. Este era el objetivo del Departamento antes de la pandemia, que se frenó por la covid-19.

Luna Font hizo un repaso sobre los datos en el resto de Comunidades Autónomas. Así, un 41% de escuelas hace un mixt entre continuada y partida -es decir, pueden elegir el modelo que quieren- mientras que un 47% hace jornada continua. Un 12% (País Vasco y Cataluña) tienen implantada la jornada partida. Con estos datos se desprende una evolución española hacia la jornada continua, remarcó esta madre y profesora. Respecto a la Unión Europea, comentó que hay un panorama diverso. España, Portugal e Italia tienen una convivencia entre los dos modelos, mientras que Alemania, Austria, Grecia, Irlanda y Malta aplican la continua y en Finlandia y Bélgica optan por una jornada matinal con un pequeño descanso para comer (tipo brunch) de unos 50 minutos que se integra en la jornada continua.

No hay ningún estudio científico que avale qué modelo es mejor respecto al rendimiento académico. «De forma que tiene que ser una decisión de la comunidad educativa»

Sobre los estudios científicos entre los dos modelos «no hay evidencias», afirmó Luna mencionando un estudio recientemente presentado en Terrassa (Barcelona) por José Luis Bernal profesor de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza, quien presentaba datos explicando que a menudo los estudios se mezclan con artículos de opinión. La cuestión es que no hay ningún estudio científico que avale qué modelo es mejor respecto al rendimiento académico. «De forma que tiene que ser una decisión de la comunidad educativa», comentó Luna Font. Sí que existe algún estudio que afirma que a última hora (de la tarde) el alumnado de la partida está mucho más cansado que el de última hora de la mañana de la continua. «Hay que mejorar los recursos educativos independientemente del modelo de jornada que tengamos. En Cataluña hay una inversión del 3% en educación cuando en realidad tendríamos que estar al 6%, según la Ley catalana», recordó Luna Font (en Europa, la media es del 6-7%).

Su plataforma plantea en términos generales, que cada escuela pueda elegir su modelo.

 

Carme Teixidor

Carme Teixidor

Directora de la Escola Finestres (Mieres) situada en la comarca de la Garrotxa, desde hace siete años. Estudios de maestra de educación primaria y psicopedagogía, con la especialidad de maestra de educación infantil por oposición. Hace diecisiete años que trabaja de maestra. Su escuela hace jornada continua desde el curso 2011-2012 y forman parte del plan piloto desde el curso 2016-17.

Carme, como Luna es «madre de dos niños que han podido disfrutar de la jornada continuada», empezó diciendo la directora de una escuela con 40 alumnos que pertenece a una población de unos 300 habitantes. «Somos aquello que se denomina como escuela de las tres «P»: pública, de pueblo y pequeña».

«Nos pidieron mucha más documentación, se tuvo que implicar el ayuntamiento y nos complicaron un poco la vida en este sentido»

Su experiencia en jornada continua empezó en 2011 a partir de un proyecto experimental desprendido de un consenso de familias, concluido el año anterior y que venía de tiempo atrás. Enviaron una carta al delegado de los Servicios Territoriales de Girona que recogía las inquietudes y los apoyos por parte de las familias para ir a la continua y con un proyecto ya organizativo. «Fue una sorpresa -dijo Carme Teixidor- cuando nos dijeron que sí. Disfrutamos durante cinco cursos de este proyecto experimental» con seguimiento del Departamento, pero el 2015 los pidieron que entraran en el plan piloto.

Argumentos Escola Finestres
Efectos de la jornada continua Escola Finestres

La Escola Finestres ya hacía cinco cursos que hacía jornada continua. «Nos dijeron que era muy importante que nos ordenásemos», de forma que tuvimos que pedir también la prórroga con la correspondiente inspección. «Nos pidieron mucha más documentación, se tuvo que implicar el ayuntamiento y nos complicaron un poco la vida en este sentido».
«Desde que empezamos la experiencia – dijo Carme mostrando los resultados de encuestas realizadas- la satisfacción ha sido del cien por cien. Los mismos alumnos que habían vivido la jornada partida y la continuada dijeron que ellos no volverían atrás».

 

Enric Naval

Enric Naval

Director de la Escola Pau Vila (El Papiol), desde hace quince años. Maestro y licenciado en Pedagogía y Ciencias de la Educación (Pedagogía Terapéutica). Más de treinta años de experiencia como docente.

La Escola Pau Vila es la única de su municipio, con 380 alumnos, en una población aproximada de 4.000 habitantes que cuenta con equipamientos interesantes para actividades extraescolares. Su experiencia como centro piloto empieza en marzo de 2012, cuando el director territorial les propuso si en el curso siguiente querían hacer la jornada continua. Una vez aceptada la puesta en marcha se trabajó en tres direcciones: asegurar el apoyo, la coordinación y la implicación activa por parte de todo el claustro, AMPA, ayuntamiento y otras entidades culturales y deportivas del Papiol. Elaborar el proyecto para dar respuesta a los intereses y necesidades de los alumnos, familias y del mismo Departamento. Informar a las familias del proyecto pidiendo su participación, colaboración y adhesión. «Esta fue la fase más dura. Algunas familias en principio estaban muy en contra, de una manera muy activa, explicó Enric para añadir que una vez instaurada la continua, estas mismas familias no volverían atrás». Así que el curso 2012-2013 la Escuela Pau Vila empezó con la jornada continua.

Permite concentrar actividad lectiva en horas de mayor rendimiento y receptividad, del mismo modo que los maestros evitan las horas de la tarde donde el alumnado está más cansado

«El cambio más significativo es que el alumnado, al pasar de tener un horario lectivo partido por la mañana y tarde a un horario sin interrupciones de 9 a 14 horas, excepto los tiempos del patio, permite concentrar actividad lectiva en horas de mayor rendimiento y receptividad, del mismo modo que los maestros evitan las horas de la tarde donde el alumnado está más cansado. También los docentes disponemos así de más tiempo para hacer reuniones o grupos de trabajo así como la hora de permanencia», explica Enric.

Finalizar el horario a las 14 horas permite también a los alumnos ir a comer en casa, ahorrando el coste del comedor escolar y conciliando con la familia. «Aquellos que no pueden hacerlo disponen también de un servicio de comedor de las 14 a las 16:30 horas, de forma que todo el mundo queda atendido», puntualiza. Del mismo modo, de las 7:30 hasta las 9:00 horas, la escuela cuento con un servicio matinal. Algunas actividades extraescolares también empiezan antes, a las 15:30 o las 16 horas.

Tras nueve años de implantación de jornada continua en la escuela Pau Vila, su director destaca una valoración general muy positiva y este horario forma parte extensiva de la vida del municipio de El Papiol.

Acceso al webinar (en catalán)

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.