Un desayuno matutino puede ayudar a evitar las fluctuaciones en los niveles de glucosa, y también reducir el riesgo de diabetes / Foto: Nutrición sin mas

¿Por qué el desayuno es un alimento tan importante?

Aunque pienses que has escuchado esto una y otra vez, la realidad es que el desayuno es el alimento más importante del día (con pocas excepciones). Aquellas personas que toman un buen desayuno tendrán una dieta mejor en promedio, comerán más vegetales, granos enteros y frutas en comparación con aquellas personas que no desayunan bien.

.

Por Nutrición Sin Más

Las horas que transcurren entre la cena y la primera comida del siguiente día (desayuno) es el periodo de tiempo más largo que el cuerpo pasa sin consumir alimento alguno. Comer antes de que transcurran 2 horas de levantarte podrían significar una gran diferencia sobre cómo tu organismo metabolizará la glucosa, y también la regulación de los niveles de azúcar durante el resto del día. Tus niveles de glucosa se disparan cada vez que comes, y tu páncreas comienza a producir insulina para poder llevar esa glucosa a las células, que es donde se almacena para posteriormente convertirse en energía. Investigaciones recientes han concluido que mantener la insulina y la glucosa en un buen balance tendrá efectos positivos en el metabolismo y la salud general.

Desayunar yogurt o cereales naturales es una opción excelente para comenzar el día

Desayunar yogurt o cereales naturales es una opción excelente para comenzar el día

Después de desayunar saludablemente, los niveles de azúcar en la sangre se elevan un poco, pero pasará un tiempo antes que tu organismo pueda absorberlo, así que es mejor que no tengas hambre por al menos cinco horas más.

Lo que comas es importante, pero si lo que tienes pensado sobre un desayuno es una dona y una taza de café, un jugo de frutas o un cereal azucarado, estás preparando tu cuerpo para un desastre metabólico. Por fortuna, los desayunos pueden ser deliciosos y saludables a la vez. Existen muchos desayunos tradicionales con un buen sabor y buenos para tu salud.

Por ejemplo, podrás desayunar yogurt o cereales naturales, y cualquier de ellos será una opción excelente para comenzar tu día. No importa qué elijas, siempre habrá un alimento crujiente o blando que sea de tu gusto y que al mismo tiempo sea saludable.

¿Cuáles son entonces los mejores desayunos?

Un estudio llevado a cabo por el Bath Breakfast Project en la Universidad de Bath (Reino Unido) nos ilustra genialmente el efecto de los desayunos y su efecto en los niveles de glucosa. Los investigadores hicieron que un grupo de pacientes consumiera 700 o más calorías antes de las 11 a.m. y a otro grupo le hicieron comer luego del mediodía. Los dos grupos podían comer cualquier alimento y cuanto quisieran durante el resto del día, y el azúcar en la sangre fue monitoreado cada cinco minutos.

Supuestamente desayunar surte efectos que perduran durante las horas siguientes

Aunque los dos grupos tuvieron comportamientos parecidos antes del mediodía, quienes desayunaron mejoraron su sensibilidad a la insulina (respuesta natural del cuerpo cuando aumenta la glucosa) en un diez por ciento. Supuestamente desayunar surte efectos que perduran durante las horas siguientes, logrando alterar el metabolismo para mantener estables los niveles de azúcar en las comidas que sean consumidas posteriormente.

5 razones para desayunar

 .

  1. Protege tu corazón

En una reciente investigación con 27 participantes masculinos, los investigadores encontraron que aquellos individuos que no desayunaron aumentaron sus posibilidades de padecer enfermedades cardiacas en un 27 % frente a aquellas personas que sí desayunaron. La investigación encontró que aquellas personas que no desayunaban podían incrementar la posibilidad de sufrir altos niveles de colesterol, diabetes y presión alta (todos indicadores que aumentan el riesgo de muerte). La razón no está completamente clara, pero un razonamiento lógico es que las personas que no desayunan comerán más durante las otras comidas del día, y también consumirán más tentempiés entre comidas.

  1. Puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2

Un desayuno matutino podría ayudarte a evitar las fluctuaciones en los niveles de glucosa, y también reducirá el riesgo de diabetes. Una investigación realizada en 30 mil hombres arrojó que no desayunar aumenta el riesgo de sufrir diabetes en 21 %, aun cuando se tome en cuenta la masa corporal, el tipo de alimentos y otros factores. Otra investigación llevada a cabo en mujeres, encontró que aquellas mujeres menores de 65 años y que no desayunaban un par de días a la semana, desarrollaban un mayor riesgo de sufrir diabetes que aquellas mujeres que sí desayunaban frecuentemente.

Un desayuno matutino podría ayudarte a evitar las fluctuaciones en los niveles de glucosa

.

  1. Te hará mover

Un estudio publicado recientemente por American Journal of Clinical Nutrition (AJCN), encontró que desayunar lograba que las personas fuesen más activas físicamente por la mañana que aquellas que no desayunaban. Esto podría deberse al aumento temporal de azúcar en la sangre. Igualmente se debe señalar que aquellas personas que desayunaron también consumieron más calorías durante el resto del día, no obstante, no aumentaron de peso debido a que las calorías consumidas fueron quemadas por ser más activos físicamente.

  1. Puede darte ventajas mentales

Los estudios en niños y adultos demostraron que el desayuno puede mejorar la memoria, atención, creatividad, velocidad de procesamiento de información, razonamiento, aprendizaje y habilidades verbales. Científicos de la Universidad de Milán en Italia chequearon 15 estudios y encontraron evidencia que aquellos beneficios podrían sucederé debido a la estabilidad de la glucosa que provee el desayuno.

El desayuno puede mejorar la memoria, atención, creatividad, aprendizaje o habilidades verbales, entre otros beneficios

  1. Puede mantener tu peso bajo

Aunque más de 100 estudios han relacionado el desayuno con una disminución del riesgo de obesidad, los investigadores señalan que esos estudios son observacionales y por ello no pueden confirmar que el desayuno evite que ganes peso. Una evidencia con más solidez podría ser algún estudio con un control aleatorio y pruebas controladas. Un estudio de ese tipo fue publicado por Journal of Obesity, y encontró que aquellas personas con sobrepeso y seguidoras de una dieta, consumían más calorías en el desayuno que en la cena, perdían más peso cuando eran comparadas con personas que comían porciones más grandes durante la tarde. No obstante, una investigación llevada a cabo por la AJCN arrojó que aquellas personas que desayunan o no desayunan, no tenía efectos de ningún tipo sobre la pérdida de peso, aunque esta investigación tomó una muestra poblacional muy pequeña para ser significativa.

Por lo general, desayunar es una forma excelente de comenzar el día, te brindará las energías necesarias después de una larga noche sin haber consumido alimento alguno, así que lo mejor es tomar un desayuno nutritivo que tu mente y tu cuerpo agradecerán.

.

Share