Ha sido la primera mujer que logró el título de directora y realizadora de la Escuela Oficial de Cine  / Fotografía: Pablo Hojas

Josefina Molina agradece a su trabajo “haber vivido muchas vidas” al recibir el VII Premio UIMP a la Cinematografía

.

La cineasta cordobesa Josefina Molina ha recibido el VII Premio a la Cinematografía de la UIMP en una ceremonia celebrada en el Palacio de la Magdalena en la que la galardonada ha resumido sus sentimientos en una frase de vocación y de pasión: “Es un privilegio que me premien por haber desarrollado un trabajo que tanto me ha gustado: dirigir cine”.

.

UIMP /Santander.- La laudatio ha corrido a cargo de la filósofa Amelia Valcárcel, para quien Josefina Molina es, en esencia, directora de cine, sin dejar fuera ningún género, “con una especialísima vis histórica, y con ambición de clasicismo, directora de teatro capaz de sobrepasar miles de representaciones, escritora de ensayo, guionista y directora de series extraordinarias, novelista, escritora de autobiografía e indagadora de su tiempo vivido, autora de enormes dones, premiada con distinciones que ella honra, militante de las buenas causas… Una gran contemporánea”.

De su trayectoria, Amelia Valcárcel ha destacado su “coherencia difícil” en compañía de las y los mejores

De su trayectoria, ha destacado su “coherencia difícil” en compañía de las y los mejores, entre los que ha mencionado a Buero Vallejo, Miguel Delibes, Daniel Dicenta, Lola Herrera, Concha Velasco y Fernando Fernán-Gómez. Así, en palabras de Valcárcel, “tanto el cine como el teatro de Molina o son clásicos o son vida vivida”.

Además de mencionar sus películas “Esquilache” o “Sesión continua”, la encargada de la laudatio se ha detenido en la creación televisiva de la premiada sobre Teresa de Ávila, serie sobre la que ha dicho que “es magistral y gana con cada año que pasa, porque Josefina Molina ha intentado no sólo comprender su época sino también entenderla a ella, a Teresa de Ávila”.

En el ámbito teatral, se ha referido a Cinco horas con Mario, “el monólogo que ha tenido en España el mayor número de representaciones conocido”. Y en esa intensa y fértil ejecutoria, Josefina Molina ha acreditado, según Valcárcel, que conoce “la vida vivida, la tela de la que estamos hechos, y la sabe mostrar con economía de medios”.
Por último, ha destacado también que “Josefina es feminista. Le ha tocado también hacer esa transición y se ha empeñado en ella. Mucho le debemos a su militancia y a su inteligencia”.

En sus palabras de agradecimiento, Molina, primera mujer que logró el título de directora y realizadora de la Escuela Oficial de Cine, ha recordado que su trabajo es muy especial porque “implica creatividad, comunicación y responsabilidad”. Por ello, cree que “no es sólo una forma de ganarse la vida, aunque también. El trabajo creativo produce en el ser humano bienestar, autoestima y una cierta disolución de la angustia que produce el hecho de vivir”.

“Para las mujeres del audiovisual se ha terminado el tiempo de la soledad, y lo hemos sustituido por el tiempo de la solidaridad”, ha dicho la galardonada

La creación cinematográfica, ha apuntado la galardonada, le ha permitido “vivir muchas vidas. Mi vida ha sido una continua aventura gracias a mi trabajo. He vivido no solo la aventura de mi vida, sino también la de aquellos personajes sobre los que he filmado o escrito”. Una labor que siempre se ha planteado con empuje feminista (“Es fácil para las mujeres pasar desapercibidas, hagamos el esfuerzo que hagamos”, ha dicho), y en la que, debido a la crisis general y a las transformaciones del sector, “es ahora precisamente cuando hay que evitar que se pierda la fuerza de trabajo y la capacidad creativa de las mujeres”. Por ello, se ha referido a la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CEMA) como la demostración de que “para las mujeres del audiovisual se ha terminado el tiempo de la soledad, y lo hemos sustituido por el tiempo de la solidaridad”.

El rector de la UIMP, César Nombela, ha destacado el valor de su esfuerzo “por ser una persona libre” y por “superar dificultades”.

 

 

Share