Vuelta progresiva a la normalidad en el Clínic

Se han establecido protocolos para contar con medidas que minimicen el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 / Clínic

El Hospital Clínic vuelve de forma progresiva a la actividad asistencial normal. Se han liberado y limpiado los espacios que acogieron a pacientes con la COVID-19 para que se pueda volver a desarrollar la actividad habitual.

 

Hospital Clínic

Se han establecido protocolos para contar con medidas que minimicen el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 y garanticen la seguridad de los profesionales sanitarios, los pacientes y los acompañantes.

Lo primero que se planteó, fue la vuelta a la normalidad de la actividad quirúrgica

La priorización de la desescalada ha comenzado por aquellos sectores del hospital que más se resintieron al inicio de la pandemia. Lo primero que se planteó, fue la vuelta a la normalidad de la actividad quirúrgica. Se inició en el momento en que se empezaron a liberar los espacios ocupados en el Bloque quirúrgico que habían sido adaptados para acoger a los pacientes con la COVID-19.

“Poco a poco se va aumentando el número de quirófanos activos y ahora estamos operando entre un 75-80% de las cirugías que se pueden realizar en nuestros quirófanos. Esperamos que en los próximos 10 días podamos aumentar el número de cirugías que realizamos”, explica Noemí Pou, jefa del Área Quirúrgica del Clínic.

Aparte de la actividad quirúrgica, también se ha comenzado a recuperar la actividad de los Hospitales de día y los Gabinetes de exploración. El tercer ámbito es la consulta externa, actividad que no se ha interrumpido en ningún momento pero que pasó a ser telemática en un 80-90% de los casos. Ahora se quieren recuperar las visitas presenciales y llegar a un 50% en el mes de junio.

Es importante que aquellas personas que están enfermas o tienen síntomas de algún tipo, puedan venir en el hospital, ya sea en urgencias o en las consultas externas

Para llevar a cabo la desescalada de una forma segura, se han modificado los flujos de circulación de las personas en el Hospital y la señalética. Hacer convivir zonas no-COVID y zonas COVID ha sido uno de los grandes retos de la Dirección de Infraestructuras e Ingeniería Biomédica: hemos colocado mamparas de protección y hemos modificado circuitos con la ayuda de los diferentes Servicios”, señala Nuria Ruiz, ingeniera de la Dirección de Infraestructuras.

La vuelta a la normalidad pasa por explicar que los hospitales son lugares seguros, ya que se han creado una serie de protocolos y de circuitos que preservan que las diferentes áreas del Hospital donde no hay pacientes con la COVID-19 estén libres del virus.

“Este mensaje lo tenemos que hacer llegar a la ciudadanía, porque es importante que aquellas personas que están enfermas o tienen síntomas de algún tipo, puedan venir en el hospital, ya sea en urgencias o en las consultas externas. Este mensaje de normalidad es importante que se transmita desde los hospitales y desde los Centros de Atención Primaria”, concluye el Dr. Antoni Castells, director médico del hospital.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí